Se espera que a lo largo del mes de septiembre puedan existir nuevos llamamientos

Las 12 escuelas infantiles municipales de Zaragoza preparan ya sus aulas para recibir el próximo 7 de septiembre a los 941 niños y niñas que comenzarán el curso 2022-2023. De ellos, para unos 560 alumnos será su primer contacto con las escuelas infantiles. Durante el período de solicitud de plaza, que finalizó en el mes de junio, se recibieron casi mil inscripciones para las 560 plazas ofertadas. Como en años anteriores las escuelas con mayor número de solicitudes han sido el Andén (Delicias), La Paz (La Paz), Los Ibones (Oliver) y la histórica La Piraña (Las Fuentes).

Aunque el periodo de solicitud de plaza ya ha finalizado se espera que a lo largo del mes de septiembre puedan existir nuevos llamamientos debido a que algunas familias finalmente no lleguen a formalizar la matrícula o renuncien a la plaza concedida. Desde las direcciones de los centros se pondrán en contacto, por riguroso orden y en función de la edad de las aulas en la que quede plaza vacante, con las familias que quedaron en lista de espera. Si en alguna de ellas se acabase la lista de espera, o no la hubiera, ni tampoco lista de segundas opciones, que se realizó al completar la solicitud, en los primeros días de septiembre se abrirá un breve proceso extraordinario para solicitar plaza “fuera de plazo” y completar los cupos existentes.

La matrícula de la escuela infantil que se está construyendo en el barrio de Parque Venecia se formalizará antes de la apertura de las instalaciones. En este centro, y para cubrir la demanda existente, se abrirán dos aulas de lactantes, tres para las de un año y una de dos años.

El periodo temprano de escolarización va desde los 4 meses hasta los 3 años y, aunque gran parte de las familias recurre a las escuelas infantiles por necesidades laborales, muchos expertos señalan los beneficios que conlleva para los más pequeños. “En las escuelas infantiles municipales es donde se comienza a fomentar la curiosidad de los niños por aprender, siempre contando con la participación de las familias en el proceso educativo, atendiendo a la diversidad, las necesidades especiales y fomentando los valores democráticos y humanos”, explica la concejala de Educación y vicepresidenta del Patronato de Educación y Bibliotecas, Paloma Espinosa.

NOTICIAS DESTACADAS