Fueron 25 robos en la provincia de Zaragoza y 9 en la de Huesca

La Guardia Civil en el marco de la Operación “Nueve-Vizar Taxi Nueve Owl” ha procedido a la detención de nueve personas y la investigación de tres, pertenecientes a una organización criminal, especializada en el robo con fuerza en viviendas, mientras otra parte de la organización se encargaba del cultivo indoor de marihuana. Fueron un total de 81 robos cometidos en viviendas, 34 en Aragón, concretamente en Zaragoza, donde se detectaron 25, y Huesca, donde se cometieron nueve. Además se han localizado dos plantaciones indoor de marihuana, una de ellas en la provincia de Zaragoza y la otra en la de Valencia, perteneciente a la misma organización.

Esta organización criminal centraba sus actividades delictivas en el robo de viviendas tipo chalet o unifamiliares, teniendo conocimiento de sus primeros hechos delictivos en el mes de noviembre de 2020, hechos que continuaron hasta marzo de 2022 en diferentes etapas, habiendo actuado en numerosas provincias de la parte norte del territorio nacional, lo que dificultaba su ubicación.

Una vez que los autores de los hechos establecían su residencia en alguna población para llevar a cabo una oleada de robos de forma temporal, se desplazaban para cometerlos a una distancia de 200 kilómetros, cambiando de residencia habitualmente, sin permanecer en el mismo lugar más de uno o dos meses.

A primera hora de la tarde los delincuentes se trasladaban al lugar donde habían fijado sus objetivos, una vez en el sitio forzaban puertas o ventanas de la parte trasera de las viviendas, actuaban de forma rápida, no estando en la vivienda más allá de 3 o 4 minutos, sustrayendo principalmente joyas y dinero, no descartando en algunas ocasiones otros objeto de valor.

Para cometer los delitos se desplazaban en vehículos de gran potencia, que o bien sustraían con anterioridad a los robos, o eran obtenidos por terceras personas, cambiando las placas de matrícula antes y después de cometer los robos por las de otros vehículos similares, evitando así cualquier tipo de acción policial que pudiera llevar a su identificación.

El grupo criminal era itinerante y estaba compuesto por ciudadanos albaneses sin domicilio establecido en España, los cuales se asentaban por cortos periodos de tiempo en distintas ciudades, cometiendo hasta 4 o 5 robos en un mismo día y ante cualquier incidencia con las FF y CC de seguridad se marchaban una temporada fuera de España.

El grupo disponía de una infraestructura que les facilitaba hospedajes y alquiler de viviendas a nombre de terceras personas, doblando placas de matrículas de otros vehículos idénticos de los utilizados (marca, modelo y color), evitando dejar cualquier rastro que pudieran identificarles, pintando de otros colores los vehículos que utilizaban para cometer los delitos y poder continuar con la misma actividad.

Explotación de la operación

Con motivo de una serie de robos que se cometieron en las localidades de Barbastro y Siétamo el pasado 17 de marzo, se consiguió identificar uno de los vehículos utilizados por la Organización que fue escondido en un Taller de Zaragoza. Al resultar muy probable que los integrantes de la misma se asentaran en otro lugar para iniciar una nueva fase de robos, se estableció un dispositivo de vigilancia para la localización y detención del vehículo y sus ocupantes.

Finalmente se realizaron dos entradas y registros en una vivienda y el referido taller en la provincia de Zaragoza, interviniéndose el vehículo en cuestión que estaba implicado en gran cantidad de robos, igualmente se intervinieron en el domicilio, documentación, dinero y otros objetos que se podrían corresponder con los sustraídos en robos cometidos recientemente.

Efectos intervenidos

Los efectos intervenidos durante la investigación fueron un vehículo de alta gama, varios juegos de matrículas, documentación de terceras personas usadas para transferir de nombre los vehículos, teléfonos móviles y equipos informáticos, 33.000 euros en metálico, joyas, perfumes y relojes procedentes de robos, además se intervinieron dos plantaciones indoor de marihuana con un total de 1678 plantas en plena floración y numeroso material para el cultivo, manutención, recolección y secado de las plantas (aires acondicionados, extractores de aire, filtros de carbono, herramientas variadas) valorado dicho material en 100.000 euros.

Por todo lo expuesto se procedió a la detención de 9 personas, 5 de ellos varones de 62, 61, 40 y 37 años, como supuestos autores de pertenencia a organización criminal, delito continuado de robos con fuerza en las cosas y falsificación de documento público; otros 4 por delito contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico, imputando a uno de los primeros detenidos por el mismo delito.

La operación ha sido dirigida y coordinada por agentes de las Unidades Orgánicas de Policía Judicial de Huesca, Zaragoza y Navarra, contando con el apoyo del G.A.R. (Grupo de Acción Rápida) de la Guardia Civil para la realización de las entradas y registro.