Delicias, seguido de El Rabal y San José, son los barrios en los que más viviendas se han cedido | Foto: Laura Trives

Desde su puesta en marcha el pasado mes de septiembre de 2021, el programa Alquila Zaragoza de Zaragoza Vivienda ha tenido como objetivo dinamizar el mercado de viviendas de alquiler de la ciudad, ofrecer seguridad a los propietarios y precios asequibles a los inquilinos. En esta línea, tras once meses en activo, se ha conseguido ofrecer un total de 88 viviendas de alquiler asequible a la ciudadanía, con un 96% de las viviendas cedidas ya alquiladas.

En esta línea, según ha apuntado la concejal delegada de Vivienda, Carolina Andreu, el precio medio de alquiler en Zaragoza oscila alrededor de los 550 euros. Sin embargo, el del programa ALZA estaría actualmente en unos 418 euros mensuales sin comunidad y 472 con comunidad incluida. «Lo que queremos desde este gobierno es poner al ciudadanos en el centro de las iniciativas. Por eso, creemos que la solución a los temas de vivienda pasa por un incremento de la oferta. Muchos particulares eran reacios a alquilar porque no les daba confianza y, gracias al trabajo de Zaragoza Vivienda, pusimos en marcha este programa», ha explicado Andreu.

En la mayoría de los casos, las personas que han solicitado alquiler de vivienda dentro de este programa son jóvenes o familias jóvenes, dado que la media de estas viviendas es de unos 67 metros cuadrados. Además, también está previsto que, cuando la finalización de los trámites lo permita, se puedan incorporar hasta 127 viviendas más.

Si hablamos de zonas en las que se ubican dichas viviendas, Delicias ha sido el que más solicitudes de cesión ha iniciado, seguido de El Rabal y San José. Las viviendas cedidas corresponden a viviendas libres, con una media de antigüedad de 52 años. Todas ellas cuentan con un sistema de calefacción y casi el 70% tiene ascensor.

Condiciones para los solicitantes de vivienda

El programa cuenta con una serie de condiciones tanto para los demandantes de vivienda como para los propietarios, de cara a poder asegurar el cobro a los particulares, pero también unas condiciones de vida favorables y eficientes. Por un lado, los solicitantes deben estar empadronados en Zaragoza, no tener vivienda adecuada en propiedad y la unidad de convivencia debe contar con unos ingresos mínimos superiores a 1,25 veces el Iprem ponderado (14.122,50 euros) e inferiores a 3,8 veces el Iprem ponderados (42.916 euros).

Además, la renta del alquiler no superará el 30% de sus ingresos netos y los gastos de comunidad serán de cuenta del arrendatario y no se tendrán en cuenta para el cálculo del límite del 30% de la renta. Mientras que, de igual forma, también se pide estar al corriente de pago de impuestos, tasas, arbitrios y sanciones del Ayuntamiento de Zaragoza, la Seguridad Social y la Agencia Tributaria, así como obtener informe favorable de la compañía aseguradora que garantice el pago de la renta y no haber incumplido las obligaciones derivadas de un contrato de arrendamiento que hubiera suscrito anteriormente con Zaragoza Vivienda.

Cesión de viviendas al programa ALZA

Por otro lado, los propietarios que quieran incluir sus viviendas en este programa deben tener en cuenta que estas tienen que estar ubicadas en el término municipal de Zaragoza, deben estar libres de muebles y enseres, contar con un sistema de calefacción y estar provistas de cocina completa (con placa para cocinar, fregadero y campana extractora), así como disponer del certificado de eficiencia energética e instalación eléctrica actualizada.

A cambio, el programa ALZA se compromete garantizarles el cobro de las mensualidades, contar con un seguro multirriesgo de hogar y uno de impago de cuyo coste se hace cargo Zaragoza Vivienda y unas líneas específicas de ayuda y financiación para la adecuación y puesta a punto de los inmuebles.

NOTICIAS DESTACADAS