El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha acusado al Gobierno de Aragón de "lavarse las manos"

El ir y venir de acusaciones relacionadas con el conflicto del bus, que sigue afectando en forma de paros parciales a la ciudad de Zaragoza, continúa. Tras las palabras del grupo municipal socialista que criticaban que tanto el alcalde de la capital aragonesa, Jorge Azcón, como la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, Natalia Chueca, se hubieran «marchado de vacaciones» en medio del conflicto, la respuesta por parte del equipo de gobierno no ha tardado en llegar.

Si este jueves Chueca respondía a la portavoz del PSOE Zaragoza, Lola Ranera, asegurando que no han dejado de trabajar en ningún momento, este viernes ha sido el propio alcalde quien también ha dado declaraciones al respecto. «Yo he estado unos días de vacaciones como creo que se han ido ellos también. Ellos han aprovechado algún día que yo no he estado para decir algo que les retrata. Todos tenemos derecho a unos días de vacaciones y creo que hablar de esto solamente retrata a quien hace esas declaraciones que están más cerca del populismo que de lo que cree la gente», ha criticado.

Además, igual que ya hizo la concejal de Servicios Públicos y Movilidad, el alcalde también ha asegurado que desde el equipo de gobierno se ha trabajado para solucionar el conflicto desde el inicio. Sin embargo, ha continuado, «quien ha dicho que no quiere trabajar es la Dirección General de Trabajo, el Gobierno de Aragón». Y es que, según ha apuntado Azcón, antes de irse de vacaciones, tanto los trabajadores como la empresa les pidieron que también «arrimaran el hombro» para ver si eran capaces de solucionar el problema.

Sin embargo, según afirma Azcón, el Gobierno de Aragón lo que ha hecho ha sido «lavarse las manos». «Ni ellos ni el PSOE quieren saber saber el problema que tiene el autobús y son ellos quienes tienen que responder a por qué no están dispuestos a trabajar como estamos haciendo los demás para solucionar este conflicto», ha concluido.

El PSOE tacha de «incapaz» al gobierno de Azcón

La portavoz del PSOE, Lola Ranera, no ha tardado en responder nuevamente al cruce de acusaciones y ha reprochado que diciendo que es el Gobierno de Aragón quien debe resolver el problema, Azcón «asume su incapacidad».

«Después de tantos años en el Ayuntamiento de Zaragoza el señor Azcón todavía no se ha enterado de que el bus urbano es una competencia 100% del Ayuntamiento de Zaragoza. Váyase, alcalde. Zaragoza no le necesita. Usted es incapaz de resolver una huelga de bus que ya sufrimos desde hace 550 días. Asuma sus fracasos. Reflexione. Debería tener más madurez política y resolver los problemas propios del Ayuntamiento. Le viene muy grande la alcaldía y, si no es capaz de resolver una huelga de bus como todos los gobiernos anteriores lo hicieron, qué podemos esperar de usted como alcalde de Zaragoza», ha recriminado.

NOTICIAS DESTACADAS