estafas compraventa
La Comisaría de Policía Nacional de Huesca alerta del incremento de denuncias por estafas cibernéticas

La Comisaría de Policía Nacional de Huesca alerta del incremento de denuncias por estafas cibernéticas a vendedores que se cometen a través de plataformas de compraventa de objetos. La mayor parte de los fraudes se cometen al continuar las conversaciones y el pago de los productos fuera de los canales habilitados por estas plataformas.

Pago a través de Bizum

El comprador se ofrece a realizar el pago a través del pago por Bizum. Si bien en lugar de enviar el pago lo que hace es enviar una solicitud de dinero. De esta forma, cuando el vendedor acepta, es el propio vendedor el que está transfiriendo el dinero al comprador.

Envíos de Links

Durante las conversaciones que se realizan fuera de la plataforma, el comprador manda un link al vendedor con el enlace del pago para que introduzca los datos de la tarjeta bancaria donde quiere recibir el dinero. Esos datos son utilizados por el comprador-estafador para realizar cargos.

Pago en efectivo

El comprador manifiesta que prefiere pagar en efectivo y que mandará una empresa de mensajería con el dinero, o que prefiere hacerse cargo del transporte y mandará un transportista. Para ello, pide al vendedor sus datos para así facilitárselos a la empresa (nombre, apellidos, dirección, correo electrónico, teléfono). A continuación, el vendedor recibe un email que suplanta a la empresa de mensajería o transporte y que le exige rellenar un formulario en el que también debe incluir sus datos bancarios. De esta forma el estafador obtiene los datos que necesita para realizar cargos o extracciones de dinero.

Envío de correos falsos

El comprador-estafador solicita continuar las conversaciones por servicios de mensajería externos a la aplicación. Durante la conversación pide al vendedor su número de cuenta corriente bancaria y su correo electrónico para así poder efectuar el pago.

Para dar fiabilidad también mandaba una copia de su DNI, si bien en realidad se trata de una fotografía del documento de otra persona.

Una vez que el estafador ya dispone del correo electrónico del vendedor le envía un mensaje de correo electrónico -desde una cuenta creada por él mismo que simula ser la cuenta oficial de la aplicación- informando de que el comprador ha realizado el pago por el artículo.

Con esta confirmación, el vendedor acude a un compañía de envío de paquetería y remite el producto al estafador con el convencimiento de que, una vez que la empresa entregue el paquete, la aplicación continuará con el proceso de pago y podrá disponer del dinero.

Además de quedarse sin el producto, el vendedor puede continuar siendo estafado. En ocasiones, el vendedor recibe un correo electrónico desde la cuenta simulada en la que se le informa de que por error se le ha ingresado más dinero del correspondiente y que debe abonar la diferencia para poder desbloquear el cobro y poder percibir lo acordado. Este correo realmente no lo envía la aplicación, sino que es enviado por el estafador.