El cuadro zaragozano quiere pelear por algo más que la permanencia. Foto: Basket Zaragoza

No se ha quedado corto Frankie Ferrari en su segunda bienvenida al Casademont Zaragoza. El jugador regresa con ganas y, por consecuencia, con sueños para el equipo. A pesar de que todavía “es pronto para hablar”, tiene “grandes expectativas y objetivos” con el club. Entre ellos está “jugar la Copa del Rey y entrar en playoff”, pero sobre todo “ganar el mayor número de partidos”. Ahora se encuentran en pretemporada, que es el “hoy”, y van “día a día”.

El verano de Frankie lo ha definido como “muy intenso y movido”. Ha jugado la liga de verano con los Kings y quiso esperar a su finalización para tomar una decisión. Finalmente apostó por el Casademont, con el que tiene “buenas sensaciones”. A una semana de comenzar su stage en Benasque, Ferrari confirma que se están poniendo en forma. A falta de algún jugador por fichar, puede empezarse a construir.

El estadounidense parte con una ventaja sobre el resto, y es que ya conoce la forma de trabajar del coach. Con Schiller coincidió en los Utah Jazz, y es consciente de lo que quiere en sus equipos. Abanderado por la velocidad, la intensidad y el movimiento rápido y conciso del balón, cree que los primeros días han sido positivos y que se puede seguir creciendo.

Reencuentro con la Marea Roja

Personalmente, Ferrari se encuentra “muy contento” de estar en Zaragoza, donde la afición le recibió con gran cariño. En la capital aragonesa está “muy a gusto, como en casa”. Por ello tiene “muchas ganas” de ese reencuentro en la presentación del equipo y de cumplir los objetivos de la temporada.

NOTICIAS DESTACADAS