Desde la DGA han avanzado que no descartan en los próximos meses “hablar de restricciones bastante más elevadas y fuertes en el consumo energético” // Imagen de Archivo: Laura Trives

Sin perder de vista la invasión rusa de Ucrania, una guerra que comenzó hace ya seis meses, y con la atención puesta en las consecuencias que ha generado en España, y consecuentemente en Aragón, como las restricciones en el suministro de gas y en materias primas como los cereales, el presidente autonómico, Javier Lambán, ha apelado a la “responsabilidad” durante la convalidación este jueves en el Congreso de los Diputados del decreto de ahorro energético que busca, precisamente, hacer frente a las “repercusiones” económicas que ha creado el conflicto.

Con una votación nada asegurada, el dirigente aragonés ha instado a que todas las formaciones políticas “adquieran conciencia de la gravedad de la situación”. “Lo que está en juego en última instancia es nuestro modo de vida. Tenemos que aceptar el sacrificio, es pecata minuta con el sufrimiento de los ucranianos”, ha sostenido.

No obstante, el apoyo de Lambán al decreto estatal sigue ligado a la “flexibilización” y a la “compensación de gastos” que defiende la Comunidad en la puesta en marcha de las medidas de ahorro energético. “Como Gobierno lo apoyamos, pero pedimos flexibilización y que se arbitren medidas compensatorias para los gastos de las empresas, bares y comercios”, ha recordado.

«Restricciones más elevadas y fuertes» en los próximos meses 

Por otra parte, desde la DGA han avanzado que no descartan en los próximos meses hablar de restricciones «bastante más elevadas y fuertes en el consumo energético”. Una cuestión que para el aragonés requeriría de “políticas de Estado” que deberían afrontarse a través de “grandes acuerdos entre el PSOE y el PP”.

NOTICIAS DESTACADAS