El taller ilegal estaba acondicionado para la reparación de automóviles y maquinaria agrícola, dotada de instrumentación y herramientas profesionales

El Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT) de tráfico de la Guardia Civil de Huesca está investigando a un hombre que tenía un taller mecánico de coches ilegal dentro de una nave de crianza de conejos en desuso en la Comarca de la Ribagorza.

El taller ilegal estaba acondicionado para la reparación de automóviles y maquinaria agrícola, dotada de instrumentación y herramientas profesionales, un elevador, un compresor, un generador, una grúa móvil de motores, una carreterilla, y toda clase de herramientas necesarias para llevarlo a cabo trabajos compatibles con los de un taller de mecánico de reparaciones de automóviles. Durante la inspección se pudo observar en la instalación a diez vehículos estacionados (alguno de ellos con daños de consideración).

Cuando la Guardia Civil le requirió al propietario del taller las autorizaciones y licencia necesarias para realizar la actividad de taller de reparación de automóviles y como generador de residuos peligrosos y no peligrosos, no presentó ninguna documentación que acreditase poder dedicarse a esta actividad.

Por lo que por el GIAT del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Huesca se procedió a levantar acta-denuncia por incumplimiento de lo dispuesto en el Real Decreto 1457/1986, que ha sido remitida a la Consejería de Industria del Gobierno de Aragón en Huesca.

NOTICIAS DESTACADAS