La residencia de estudiantes Baltasar Gracián estrena instalaciones con el 100% de ocupación

Tras siete años de obras los estudiantes aragoneses podrán disfrutar este próximo curso de la ya actualizada residencia Baltasar Gracián. El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha visitado este viernes las estancias reformadas durante el verano, aprovechando el calendario académico, como el comedor, el zaguán, la sala de estudio y las habitaciones. Con el cartel de completo, el centro roza el 100% de ocupación, desde la DGA buscan perseguir el mismo objetivo: fomentar la emancipación juvenil y la igualdad de oportunidades «a los estudiantes que se desplazan a Zaragoza para formarse tanto en Formación Profesional como en grados universitarios».

Una inversión de más de 1,5 millones de euros con la que la DGA sitúa a los jóvenes, como ha reconocido el propio presidente, en el «centro» de sus «preocupaciones». «Hemos hecho un fortísimo esfuerzo en los últimos años. Cuando llegamos en 2015 vimos que en los cuatro ejercicios anteriores se habían invertido 170.000 euros y en los tiempos que hemos gobernado se han invertido más de 1,5 millones», ha destacado. Un esfuerzo que se ha visto «compensado» por la «aceptación» de los estudiantes.

«Se pueden ofrecer 122 plazas y son 122 las que tenemos ocupadas. Si cuando llegamos al Gobierno apenas se cubrían el 50% de las plazas, ahora se cubren el 100%», ha asegurado el líder del Ejecutivo autonómico, tras hacer hincapié en el «esfuerzo» que «hay que perseverar porque merece la pena invertir en juventud».

El presidente de Aragón, Javier Lambán, y la consejera de Ciudadanía, Mariví Broto, durante la visita // Imagen: Laura Trives

Como novedad en la residencia Baltasar Gracián, además de su reforma completada, este año regresan las habitaciones dobles que se vieron obligadas a cerrar a consecuencia de la pandemia. El precio seguirá entre los 400 y 500 euros dependiendo del tipo de estancia. Y, aunque se priorice la estancia a los nacidos en Aragón, está abierta también a estudiantes de otras comunidades. Para aquellos que se hayan quedado sin plaza recomiendan estar vigilantes ya que puede haber bajas hasta octubre.

Una reforma integral del edificio que incluye la habilitación de un pequeño gimnasio

Las actuaciones llevadas a cabo en la residencia Baltasar Gracián en los últimos años han sido numerosas. Se ha reformado el sótano, que era usado de almacén y que se pretende utilizar para eventos culturales. En la planta calle, se ha hecho una reforma integral del comedor y de la cocina y se ha habilitado una zona de office para que los alumnos puedan utilizarla los fines de semana y un espacio para los empleados y la celebración de eventos.

A lo largo de estos siete años, se ha invertido anualmente en la rehabilitación de los pasillos del edificio y se han reformado los baños compartidos de cada planta, habilitando baños en algunas habitaciones individuales. Asimismo, las habitaciones se han renovado íntegramente (suelo, pared, iluminación y mobiliario) y se han creado salas de estudio. A todo ello hay que sumar la habilitación de un pequeño gimnasio y diferentes actuaciones en los jardines del recinto.

Garantizar el futuro de los jóvenes, el «principal objetivo» de la DGA 

Por otra parte, el presidente autonómico ha hecho hincapié en uno de los «principales» objetivos de su Gobierno: garantizar el futuro de los jóvenes. Para ello, ha explicado que se trabaja en la igualdad de oportunidades de una forma transversal y se acompaña especialmente a aquellos que requieren ayuda desde su más temprana edad a través de becas de estudios, pero también con políticas de empleo y creación de viviendas para jóvenes.

En este sentido, ha alabado uno de el Plan Aragón Retorno Joven que promueve medidas que facilitan la vuelta de aquellos jóvenes menores de 35 años que, habiendo emigrado por falta de oportunidades laborales y lo deseen, puedan regresar a la Comunidad. Lambán ha confirmado que, desde que arrancó el plan en 2018, han retornado a Aragón 349 jóvenes que se inscribieron en el plan, al que se han adherido 159 empresas, y se han llevado a cabo 2.631 asesorías. El programa incluye una ayuda económica de hasta 3.000 euros para hacer frente a los gastos de desplazamiento, traslado de enseres, alojamiento y/o guardamuebles o alquiler en el caso de los autónomos.

Mientras que para favorecer la emancipación residencial de la juventud aragonesa, la DGA se encuentra «afrontando» el «gravísimo» problema demográfico existente con la construcción de 20.000 viviendas o alojamientos asequibles para este colectivo en los próximos 20 años. Precisamente, ya se ha realizado el concurso para edificar 500 viviendas en los edificios Ebro, en la zona Expo de Zaragoza, y se prevén otras 300 viviendas en el antiguo Centro Buen Pastor y «otras tantas» en la Avenida Pirineos.

NOTICIAS DESTACADAS