Apenas una hora antes de comenzar el duelo entre el Real Zaragoza y el Cartagena, en la alineación llamaba la atención especialmente la ausencia de Pep Chavarria. El lateral izquierdo, en los planes de Carcedo hasta ahora, se quedaría en el banquillo para no jugar ni un solo minuto. A pesar de que el míster tranquilizó hablando de unas molestias, la afición pone el ojo en el lateral.

En los minutos en que la prensa tiene acceso a los entrenamientos de la Ciudad Deportiva, a Chavarria se le ha visto entrenar con normalidad todos los días de la semana. De hecho, el lateral parecía uno de los pocos que tenía garantizado -a priori- su sitio en el once titular. Nieto hasta el momento había sido inédito, igual que Lasure, hasta ahora en la rampa de salida.

Tras sonar en los últimos días para el Rayo Vallecano, como publicaron varios medios aragoneses y algunos de la capital, la suplencia obliga al zaragocismo a estar pendiente. El lateral izquierdo se había convertido en uno de los mayores activos del Real Zaragoza, y había llamado la atención en la máxima categoría. Con contrato hasta 2024, Chavarria parecía que seguiría seguro en el cuadro maño, pero surgen dudas acerca de su continuidad.

Apenas faltan cinco días de mercado y la ausencia del lateral en un partido trascendente da mucho que pensar. Algo similar sucede con Juanjo Narváez que, tras dos partidos de titular, dejó su sitio en detrimento de Simeone. Este tampoco logró perforar la meta rival, pero dio sensación de peligro; el colombiano, al que se le busca salida, entró en los últimos minutos.

Acelerar la salida de Petrovic y de este es primordial para acometer las llegadas necesarias. El cuadro blanquillo necesita un 9 como el comer y, si como parece se marcha Clemente, también un defensa central. A falta de cinco días para el cierre de mercado, el club trabaja para lograrlo y dar un salto de calidad.

NOTICIAS DESTACADAS