Organizaciones agrarias y ganaderas piden al Gobierno que actúe contra la escalada de precios

La empresa de recursos humanos, Randstad, ha concluido tras el estudio del sector primario o agro en los primeros seis meses del 2022, que en Aragón se firmaron 28.256 contratos en agricultura durante el primer semestre del año, frente a los 37.878 registrados el año pasado, lo que se traduce en una caída del 25,4% con respecto al mismo periodo de 2021.

Se trata del segundo mayor descenso de toda España, solo por detrás de la Región de Murcia, con una caída del 26%. Por otro lado, el volumen de contratos registrado en Aragón supone el 2,3% del total que se han rubricado en España.

Además, a nivel provincial, Zaragoza registró el mayor número de firmas en el sector agro, 18.831, y una caída del 26,3%. Le siguen Huesca, con 7.811 firmas (-26,3%), y Teruel, con 1.614 (-7,6%).

Uno de cada cuatro contratos a nivel nacional es indefinido

En el conjunto del país, la agricultura ha generado 1.248.638 contratos durante el primer semestre, de los cuales el 74,2% corresponden a contratos de duración determinada (926.790) y el 25,8%, a indefinidos (321.848). El volumen de este año es un 14,5% inferior al de los seis primeros meses de 2021, aunque los indefinidos se han disparado en 2022, multiplicándose aproximadamente por cinco. De hecho, en 2021, los contratos indefinidos apenas suponían el 4,3%, mientras que actualmente representan el 25,8%.

“Estas cifras señalan no solo la importancia del sector primario en nuestra economía, sino que también es una consecuencia de la entrada en vigor de la reforma laboral, ya que el número total de contratos se ha visto reducido por las nuevas fórmulas y por la dinámica de contratación indefinida que ha introducido la nueva normativa”, asegura el director de Randstad Research, Valentín Bote.

Tras revisar la serie histórica de los últimos diez años se comprueba que, a pesar del impacto de la reforma laboral, la reducción del volumen total de firmas con respecto al semestre de 2021 es una tendencia habitual en el sector agro.

Y es que, tras dos años, 2012 y 2013, en el que este indicador se mantuvo apenas por encima de las 840.000 rúbricas, el volumen superó los 1,2 millones en el 2014, los 1,5 en 2017, y el 1,6 en 2019. Con la irrupción de la pandemia, el número de contratos osciló entre los 1,4 millones de contratos en los dos últimos años, para caer esta las 1.248.638 firmas actuales.

La mitad de los contratos fueron firmados por trabajadores de entre 25 y 45 años

Randstad también ha tenido en cuenta aspectos como el sexo y la edad de los firmantes de contratos en la agricultura. Se trata de un sector principalmente masculino, ya que los hombres suponen el 73% de las firmas registradas durante el primer semestre y las mujeres solo el 27%.

En cuanto a la edad de los firmantes de contratos en este sector durante el verano, cerca de la mitad (49,1%) tienen entre 25 y 45 años. El otro segmento más numeroso es el de los mayores de 45 años (36,8%), seguido por el de los menores de 25 (14,1%).

Con respecto al año pasado, la caída de la contratación total ha sido similar. La mayor se ha producido en el segmento de los profesionales con edades situadas entre los 25 y lo 45 años, mientras que el descenso fue del 12% entre los mayores de 45 y los menores de 25.

NOTICIAS DESTACADAS