El plazo de ejecución es de 57 meses | Foto: Laura Trives

Adif ha aprobado una inversión superior a los 32,8 millones de euros para aumentar la funcionalidad, disponibilidad y fiabilidad del sistema de electrificación en el ámbito de la red de ancho convencional en las Comunidades Autónomas de Aragón y Cataluña.

En concreto, el contrato comprende la redacción del proyecto y la ejecución de las obras para implantar un plan de telemando de seccionadores -dispositivos similares a interruptores, que se utilizan en instalaciones eléctricas de alta tensión- en el ámbito que incluye las provincias de Barcelona, Gerona, Lérida, Huesca y Zaragoza, y parte de las de Teruel y Tarragona.

El plazo estimado de ejecución es de 57 meses, los seis primeros para la redacción del proyecto, nueve para la supervisión y los 42 restantes para la ejecución de las obras. Las obras corren a cargo de la Unión Temporal de Empresas formada por Enclavamientos y Señalización Ferroviaria Enyse y Control y Montajes Industriales Cymi.

Así, la idea es hacer las operaciones mucho más rápidas, evitando demoras mayores en las circulaciones ferroviarias. Esta actuación, que tiene un plazo de ejecución estimado de 57 meses, de los que 6 meses corresponden a la redacción del proyecto, 9 meses para su supervisión y aprobación técnica y 42 meses para la ejecución de las obras.

Los trabajos se desarrollarán en estaciones, bifurcaciones o derivaciones de la red de ancho convencional de este ámbito mediante la instalación de seccionadores con accionamientos monitorizados, de nuevos sistemas de telemando centralizado, el tendido de nueva red de cableado y la construcción de nuevos edificios técnicos donde sea necesario, entre otras operaciones.

NOTICIAS DESTACADAS