El Huesca sondea sus opciones en el mercado condicionado por el límite salarial | Foto: SD Huesca

Una de las operaciones que lleva gestándose todo el verano, y con la que la Sociedad Deportiva Huesca quería sacar un rédito económico, está “bastante adelantada”. Se trata de la salida de Álvaro Fernández rumbo al Espanyol, según ha confirmado el director deportivo, Ángel Martín González. A pocas horas del cierre, era uno de los movimientos pendientes en las oficinas de El Alcoraz y terminará con el guardameta cumpliendo su deseo de continuar en Primera División, tras jugar la última temporada en el Brentford de la Premier League, aunque con poco protagonismo.

Con la marcha de Álvaro, ha anunciado que se cierra casi del todo el apartado de salidas. Es decir, el Huesca se queda sin más “palancas” que accionar para conseguir ingresos. Al menos, las que están en su mano, porque desde el club permanecen atentos a un posible traspaso de Gonzalo Melero al Almería. Y es que el cuadro altoaragonés, que tuvo en sus filas al todavía centrocampista del Levante entre 2016 y 2019, conserva un porcentaje de sus derechos.

Otro de los frentes abiertos, entre las posibilidades de última hora, es el interés por Javi Mier, del Real Oviedo, para reforzar la medular. Preguntado por los periodistas, Martín González ha respondido que sigue al jugador y lo conoce de su paso por el club asturiano. A partir de ahí, ha añadido que no puede “decir nada más”.

El fichaje de Mier, “o alguna otra posibilidad”, dependerá, como viene siendo habitual este verano, de las limitaciones económicas. Pese a todo, se está “abierto a mejorar en cualquier posición”, también en la defensa. Esta sigue siendo la línea donde la plantilla es “más justa”, según el director deportivo.

“Siempre estoy contento y pienso que tenemos la mejor plantilla posible. Pese a la dinámica, el equipo compite y da la cara, que es lo importante”, ha declarado, haciendo balance sobre el mercado y las primeras tres jornadas.

Rubén Pulido define al Huesca como «un buen sitio para seguir creciendo»

El noveno fichaje y último en llegar, Rubén Pulido, ha vivido este martes su puesta de largo como jugador azulgrana. “Ha sido un mercado largo” para él, hasta que finalmente se ha llegado a un acuerdo con el Huesca, y está deseando sumarse al grupo. Con más pretendientes en Segunda División, ha confesado que “la insistencia” de Ángel Martín González acabó decantando la balanza.

Si bien no ha disputado amistosos de preparación con el Fuenlabrada, su antiguo club, considera que llega “en condiciones óptimas” para estar a disposición para Ziganda.

Es su momento para “seguir creciendo” en un entorno donde “se han hecho bien las cosas en los últimos años”. Se ha definido como un central “rápido, fuerte y con buena salida de balón”, condiciones que, a buen seguro, necesitará el equipo tras el negativo inicio en Liga. Pese a los malos resultados, Pulido se ha mostrado confiado en que “hay buenos jugadores” y que “más tarde que pronto” llegarán los puntos.