La muestra de cine continuará hasta el 3 de septiembre

En Ascaso viven siete vecinos y hasta hace poco no tenían luz. Cuentan con la de las estrellas y la luna que ilumina la noche de esta aldea oscense situada a mil metros de altitud sobre el valle del Río Ara, por lo que es más que suficiente para organizar un festival de cine. Eso sí, es la Muestra de Cine Más Pequeña del Mundo porque el único espacio horizontal que tiene Ascaso no daba para mucho más.

Así, y con una pantalla colocada en la pared de piedra de una de las casas del pueblo y unas cuantas sillas comenzó un festival que este año cumple su once cumpleaños con la misma razón de ser: dar visibilidad a ese cine independiente y artesano que es tan difícil que llegue al mundo rural. Desde este miércoles y hasta el 3 de septiembre el municipio acogerá diferentes proyecciones que ya arrancaron este martes con Retour à Reims (2021) ha sido la primera película de esta 11ª edición del festival.

Dirigida por Jean-Gabriel Periot, es una adaptación de la novela de Didier Eribon, que recorre la historia de la clase obrera francesa a través de material audiovisual recuperado de diferentes archivos. En el coloquio posterior, los periodistas Gregorio Belinchón (El País) y Mathieu de Taillac (Le Figaro, Radio France, Cadena SER) han aprovechado la realidad que muestra el documental para hallar paralelismos con la situación política y social en España y, en concreto, con el auge de la extrema derecha.

Este miércoles le toca el turno a «Atraco a las tres» en un homenaje a José Luis López Vázquez. La proyección del clásico comenzará a las 21.15 horas y a las 23.15 horas habrá un coloquio con el hijo del actor José Luis López Mágerus y el periodista Juan Zavala.

«Rebeldía Rural, la luz llega al pueblo». Este es el sugerente título del filme que llegará este jueves a las 18.00 horas y que habla sobre la inspiradora vida de una familia del Sobrarbe. Está dirigida por Susan Labich y tras la proyección habrá coloquio con ella y con los protagonistas del mediometraje. En esa misma jornada se proyectará el cortometraje «L’arrivée du soleil dans votre signe», de Lisa Giachero, y el largometraje «Pico Reja, la verdad que la tierra esconde», de Remedios Malvárez y Arturo Andújar a las 21.00 horas.

Después, a las 23.15 horas, habrá coloquio con el documentalista de la película y autor de varios libros sobre Memoria Democrática, Juan Miguel Baquero. El viernes a las 18.00 horas se proyectará Peter Plan, de Jean Castejón Gilabert y habrá un posterior coloquio con el director. A las 21.00 llegarán «La vida más larga», una tragicomedia que habla de la muerte y del amor dirigida por David Valero, e Interfon 15, de Andrei Epure. Tras esto habrá coloquio con David Valero.

El sábado será el último día de esta Muestra de Cine más Pequeña del Mundo y para celebrar por todo lo alto, se hará una cata de vinos a las 12.00 horas junto a los merenderos de la zona de acampada. A las 14.30 horas todos los vecinos están invitados a una comida popular y más tarde, a las 19.00 horas, la música llenará la plaza de Ascaso con la Orquestina del favirol. Durante el concierto se hará entrega del Premio Ascaso 2022 a Santiago Ceresuela Sesé.

Así, el día y la undécima edición de la muestra culminarán a las 21.00 horas con el cortometraje «Haut les coeurs», de Adrian M. Dullin y el largometraje Flee de Jonas Poher Rasmussen. Tras esto, será la Fiesta de Fin de Muestra.

Una iniciativa pionera

“Un año más, iniciamos una nueva aventura de cine, recuperación de pueblos, naturaleza, cultura e ilusión. Ilusión por ver películas que nos gustan en este espacio maravilloso. Ilusión porque, creemos, estamos consiguiendo dar vida a un pueblo que hace 25 años parecía condenado a la ruina y el olvido”, destacaron Miguel Cordero y Néstor Prades, codirectores de la Muestra de Cine de Ascaso, durante el discurso inaugural de la 11ª edición.

Por su parte, el presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, ha asegurado que la Muestra “es más que un festival; es una marca en sí misma que demuestra año tras año que el mundo rural puede convertirse en un referente en ámbitos como la cultura gracias a la implicación de sus vecinos, una programación cuidada y la puesta en valor de la aldea y su entorno”.

NOTICIAS DESTACADAS