Este año la campaña del operativo de prevención y extinción de incendios ha contado con un presupuesto récord de 34 millones de euros

Con la crisis climática ya en nuestra casa y en un punto de no retorno, la gestión forestal parece más importante que nunca para poder evitar, en la medida de lo posible, incendios como los que durante este verano han asolado campos y bosques aragoneses. Por ello, la líder de Podemos en Aragón, Maru Díaz, junto con el responsable de gestión ambiental del partido y director general de Medio Natural y Gestión Forestal del Gobierno de Aragón, Diego Bayona, se han reunido esta mañana para valorar la situación y exponer las medidas que proponen desde su partido para mejorar la gestión forestal, entre las que se encuentran aumentar el presupuesto para prevención de incendios y mejorar las condiciones laborales de los bomberos forestales.

En lo que llevamos de año se han quemado la misma cantidad de hectáreas que en todo 2022 y tan solo en los cuatro grandes incendios declarados en los últimos meses se han calcinado un total de 20.000 hectáreas. A falta de conocer los datos completos de los incendios acontecidos este año en Aragón, desde Podemos reclaman que se deben tomar medidas de forma inmediata para evitar que futuros incendios alcancen el calibre de los sufridos este año. “El verano nos ha dado una lección y qué mejor que empezar el curso político que aprendiendo de las lecciones que el verano nos aporta”, ha declarado Maru Díaz, a lo que ha añadido que ya “no estamos hablando de una emergencia que habla de 20 años a futuro o que afecte a kilómetros, sino que interviene en nuestra vida de la forma más directa provocando olas de calor, fallecimientos por altas temperaturas, dificultades para trabajar e incendios forestales”.

Díaz ha recordado la especial virulencia de los incendios de Ateca y del Moncayo, “dos incendios que tienen rostro y que es el de todas personas que salieron de sus casas con una mano delante y otra detrás y que obligó que todo el operativo de incendios y todo el personal que hace este trabajo se dejara la piel para salvar estos pueblos y evitar que hubiera víctimas humanas”. Desde Podemos destacan que la llevan desde que entraron en el gobierno autonómico intentando aumentar el presupuesto en materia de prevención de incendios forestales y han conseguido que este año se destine un total de 52,5 millones de euros al operativo de gestión forestal, 40,5 millones más que en 2015. Además, este año la campaña del operativo de prevención y extinción de incendios ha contado con un presupuesto récord de 34 millones de euros. Sin embargo, desde la formación morada creen que aún no es suficiente y quieren negociar otro aumento para conseguir un operativo a la altura de las necesidades.

“Llevamos dos años trabajando en un proceso participativo con todos los agentes que intervienen en prevención y extinción de incendios forestales para diseñar un nuevo modelo de incendios”, ha señalado Bayona. Entre los objetivos de este nuevo plan está la especialización de todo el personal del Infoar, mejorar las necesidades laborales de los bomberos contratados a través de Sarga y mejorar los medios materiales tanto en vehículos como en comunicaciones y en equipos de protección personal. Asimismo, Bayona ha destacado la necesidad de recuperar las labores tradicionales del medio rural, tomando medidas dirigidas a la gestión forestal sostenible que facilita la prevención de este tipo de emergencias.

Con respecto al trabajo de los bomberos forestales, Díaz y Bayona han recalcado que dignificar su profesión y que se reconozca su labor es una de las necesidades más urgentes. Y es que “el grueso de las personas que se dedican, en España, a la extinción de incendios forestales están contratadas bajo categorías de peón forestal o peón agrario, que no recogen las dificultades y especificidades de la profesión”, ha explicado Bayona, por ello desde Podemos también defienden el estatuto del bombero forestal. Unos bomberos que hasta hace unos años trabajaban tan solo ocho meses al año, una cifra que ahora han conseguido aumentar hasta los once meses y que, para enero de 2023, esperan que se les haga contrato anual. “No podemos mandar héroes al paro, no puede ser que se reciban entre aplausos en verano y que en enero estén en el paro”, ha declarado Díaz, algo espera que sus socios de gobierno entiendan y tengan en cuenta en las negociaciones presupuestarias de otoño.

NOTICIAS DESTACADAS