El primer ataque se produjo en una paridera situada en la zona de huerta de Robres

Aparecen seis ovejas muertas en una explotación ganadera en Robres (Huesca). Según ha denunciado la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores de Aragón (Asaja) las heridas que presenta el ganado ovino “son compatibles con un ataque de lobo”.

El siniestro se ha producido la pasada noche en una paridera situada en la zona de huerta de Robres, lindando con Montesusín, lo que corresponde, según defiende Asaja, con un patrón de caza similar al producido el pasado mes de agosto en Torralba de Aragón, donde un asalto de lobo (según se confirmó tras la necropsia de los animales) dejó cinco animales muertos y uno malherido.

Esta mañana al llegar el ganadero a su explotación para empezar la jornada se ha encontrado con los cuerpos de seis animales desperdigados por la paridera, con mordeduras en el cuello y algunos de ellas con las vísceras fuera.

Inmediatamente el ganadero ha puesto en comunicación el ataque a los servicios oficiales, que en este momento están realizando la necropsia que determine el origen del ataque. Desde Asaja Aragón denuncian “la incompatibilidad que supone la presencia de depredadores (oso, lobo, etc) con la ganadería extensiva y recuerdan los numerosos ataques que se están produciendo este año, de lobo en la zona de Monegros y de oso en la zona de Pirineos, como el sufrido esta semana en la zona de Hecho que dejo otros cinco animales muertos”.