Es el segundo ataque a ganado en menos de una semana

Nuevo ataque a ganado ovino en el municipio oscense de Robres. Estos animales descansaban en una zona vallada provisional en una zona de huertas. Los animales, según indican desde la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores (Asaja), presentaban heridas compatibles con un ataque de lobo, lo que se tendrá que confirmar tras la necropsia por parte de los servicios oficiales. En estos momentos se está procediendo a la toma de muestras para la realización de la misma.

Se trata del segundo ataque en la misma localidad en menos de una semana, dado que la noche del pasado jueves se produjo otro ataque en Robres, que en este caso se saldó con seis ovejas muertas.

Los pasados meses de mayo y agosto se produjeron sendos ataques en una localidad cercana, Torralba de Aragón, que causaron unas diez reses muertas y que fueron certificadas como ataque de lobo.

Desde Asaja Aragón denuncian que “una vez más, el gravísimo ataque que supone la presencia de alimañas para la ganadería extensiva, en lo relativo a pérdidas económicas, intranquilidad para el ganadero, reducción en la biodiversidad por la pérdida de cabaña ganadera y aumento en el estrés de los animales que sufren estos ataques”.

NOTICIAS DESTACADAS