El presidente de la DGA, Javier Lambán, atendiendo a los medios de comunicación // Imagen Laura Trives

Ante la reiterada petición del líder de los populares de Aragón, Jorge Azcón, para que su formación llegue a acuerdos con la DGA para hacer frente a la inflación, entre otras cuestiones, este domingo el presidente de la Comunidad, Javier Lambán, tildaba de “farol”, precisamente, estas propuestas de pactos. “Juega siempre de farol porque ni quiere pactos ni cree en ellos”, ha manifestado. Una postura distinta a la que defiende el Gobierno autonómico ya que, según ha apuntado, él sí “cree en ellos” y ha estado “permanentemente” buscándolos con los agentes sociales y las fuerzas políticas.

No obstante, Lambán ha avanzado que hablará de fiscalidad “de mil amores” con el dirigente del PP aragonés, además de sobre los efectos de la inflación, la sanidad y el futuro económico de la Comunidad. Unas conversaciones que, según ha apuntado, tendrá también con todas las fuerzas políticas porque “el futuro no es cosa del PSOE o del PP, sino de todos”.

Lambán rechaza la historia «maniquea» y «sectaria» y apela a la escrita por historiadores 

Estas declaraciones de Lambán llegaban tras el homenaje en el que ha participado a Juan Beamonte Palacios, alcalde de El Frago y ejecutado en septiembre de 1936. El líder aragonés ha instado a superar las “dos Españas” y a reparar la memoria de quienes, “además de asesinados, fueron postrados al olvido”.

“La memoria histórica hecha desde la política suele construir planteamientos maniqueos y sectarios que transmitidos a la ciudadanía producen conflictos y enfrentamientos. La historia la tienen que hacer los historiadores y, cuando está bien hecha, no es maniquea, sectaria o de buenos y malos. Simplemente cuenta la verdad y da lugar a hombres y mujeres libres con capacidad crítica y demócrata”, ha expresado.

Lo que a su juicio sí deben hacer los poderes públicos es promover la justicia y la reparación como un compromiso ético “ineludible” hecho sobre la verdad histórica. El presidente aragonés ha explicado que “lo que hemos venido a hacer hoy es rendir homenaje a un alcalde que procuró la justicia social, facilitando medios de subsistencia a los más pobres y ayudando al maestro del pueblo a difundir la educación porque creían en ella profundamente como medio para la redención social”.

NOTICIAS DESTACADAS