La niña estudia en el colegio Agustín Gericó de la capital aragonesa

El departamento de Educación del Gobierno de Aragón ya tiene constancia del intento de suicidio de una menor por un posible caso de bullying en el centro educativo Agustín Gericó del barrio de San José de Zaragoza y ha abierto un expediente para averiguar lo sucedido. Así lo confirman desde el área, aunque los datos que aportan a estas alturas de la investigación son “limitados” y optan por la prudencia al tratarse de una niña de diez años.

Por el momento, el equipo de convivencia de la DGA, que actúa en estos casos, se ha puesto en contacto con el centro para averiguar las causas de lo sucedido. En estos supuestos, existe un protocolo frente al acoso que contempla las distintas medidas de control a tomar.

Desde el centro, el mensaje es el de mantener la prudencia en unas horas muy complicadas. No en vano, es un suceso muy delicado para la comunidad educativa. Por el momento, han confirmado la apertura del expediente por parte de Educación y han reiterado su colaboración con el departamento para esclarecer lo sucedido. Su principal preocupación es el estado de la menor, que ya ha salido de la UCI.

A través de un comunicado, hacen llegar a su familia «sus deseos de pronta y total recuperación» y se ponen a su disposición «para lo que puedan necesitar». «Desde que se incorporó al centro el pasado curso», recoge el texto, «tanto su tutora como el resto de docentes han prestado una especial atención a la alumna». Por ello, no esperaban «esta noticia».

En línea con el expediente abierto, subrayan que «se recabará información, se abrirán los protocolos necesarios si fuera conveniente» y se abren a colaborar con las instituciones «en todo lo que consideren preciso». Ante la gravedad de la situación, concluyen pidiendo «respeto y confianza» en su labor de cara al comienzo de curso.

NOTICIAS DESTACADAS