Los altoaragoneses encadenan dos victorias que les colocan en una zona tranquila. Foto: S.D. Huesca

Últimos dos partidos de la Sociedad Deportiva Huesca y dos correspondientes victorias. Esa es la racha que atraviesa la escuadra de un Cuco Ziganda que afirma haber cortado “de raíz” esa mala racha de resultados que generó runrún en la grada. El míster se mostró satisfecho tras un triunfo “muy importante con el que se ha parado el golpe del dos derrotas seguidas”.

Además, el técnico navarro quiso destacar el nivel que están alcanzando todos sus futbolistas. “El once y los cambios, todos han estado bien. No me preocupa quien juegue, me da pena que no sean titulares muchos jugadores porque están con confianza y demuestran”, ha señalado. Además, ha añadido que todos sus futbolistas “han sido clave”. Concretamente Juan Carlos Real, fue el que decantó el marcador con “un golazo”. “Me alego porque está en un gran momento y nos está dando mucho”, sostuvo en su comparecencia.

Esta vez, la victoria fue más ajustada ante un Málaga que, dicho sea de paso, no merece encontrarse en el penúltimo puesto de la clasificación. Supo sufrir “más que el otro día” un Huesca que es consciente de que “nadie regala nada”. Fue una muestra de clase de Juan Carlos lo que decidió el duelo, y los andaluces pudieron sacar petróleo del Alcoraz.

Por otro lado, el entrenador quiso resaltar el carácter mostrado de una plantilla que venía de dos derrotas consecutivas. “Es importante la reacción que han tenido los chicos, esa racha había que cortarla de raíz. Podemos ganar a cualquiera y más en El Alcoraz, estos dos partidos son una buena base”, ha insistido. Además, sabe que han que seguir con la mente fría con dos triunfos que no deben relajar “porque las rachas negativas llegan cuando menos lo esperas”.

Ziganda volvió a apostar por dos canteranos en el once, Pablo Tomeo y Kevin Carlos, y el míster les pide “que tiren para adelante y que sigan tirando puertas, que no piensen”. Sumando de tres todo se ve de distinta manera y eso favorece al equipo. La gente “se va contenta y ve las cosas buenas”, por eso “es importante ganar y construir en los fallos desde la victoria”. “Me gustaría que la afición se fuera del campo sabiendo que lo hemos dado todo y que vuelvan con la esperanza de que vamos a volver a ganar”, sentenció el míster.

NOTICIAS DESTACADAS