Pese a contar con más ciudadanos a pagar por este tributo, la cantidad media ha descendido

Un total de 14.812 aragoneses sumaban un patrimonio que superaba los 25.600 millones de euros, a una media de 1,7 millones de euros cada uno de ellos. La mayor parte de ese montante, hasta 18.117 millones, supone capital mobiliario, de los que 2.852, apenas un 10% del total, son depósitos en cuentas corrientes o de ahorro, mientras que 5.981 son bienes inmuebles.

Así lo reflejan los datos publicados por la Agencia Tributaria relativos al 2020, que muestran que, durante el año de la pandemia, 849 personas más tuvieron que liquidar el Impuesto de Patrimonio, es decir, contaban con un patrimonio superior a los 400.000 euros, sin contar con la vivienda habitual, exenta hasta los 300.000 euros. No obstante, pese a contar con más ciudadanos a pagar por este tributo, la cantidad media ha descendido, de 1.740.967 en 2019 a 1.728.338 euros en 2020.

El número de contribuyentes por este impuesto ha ido creciendo progresivamente en la última década, a la par que iba bajando el mínimo exento en la Comunidad. En 2015, Aragón estableció esta cantidad en 500.000 euros en lugar de los 700.000 del resto de España, mientras que en 2016 se redujo todavía más a los 400.000 euros actuales.

En cifras, en 2011 había 5.524 aragoneses con un patrimonio total superior a los 13.710 millones de euros, a una media de 2.481.932 euros. Así, en 2014, abonaron este impuesto 6.205 personas, que sumaban 15.306 millones de euros, con una media de 2.466.771. Con los cambios, en 2017 eran más del doble los ciudadanos que tributaban por Patrimonio, 13.286, que tenían entre todos 25.729 millones de euros, a una media de 1.936.585. De hecho, al observar estos datos, se comprueba que, conforme ha aumentado el número de contribuyentes, se ha ido reduciendo la cantidad media de cada uno de ellos.

NOTICIAS DESTACADAS