Este será el cuarto servicio ferroviario de alta velocidad que transcurra por tierras aragonesas con parada en Zaragoza

El 25 de noviembre es la fecha elegida para poner en funcionamiento los trenes Iryo, que conectarán Zaragoza con Madrid y Barcelona a alta velocidad, eso sí, sin parada en Calatayud. Será la tercera compañía que ofrezca este servicio después de Renfe, con los AVE y los Avlo, y la francesa SNCF, con Ouigo, y tendrá hasta once paradas diarias en la capital aragonesa a partir de 18 euros.

La compañía, nacida de una alianza entre la aerolínea valenciana Air Nostrum y el operador ferroviario Trenitalia, ha presentado este jueves en Atocha sus nuevos servicios, que se inaugurarán, precisamente, ese 25 de noviembre con conexiones entre Madrid y Barcelona. Ya en diciembre se extenderá a otras líneas como Madrid-Valencia, mientras que en marzo se conectará la capital española con Sevilla y Málaga y en julio con Alicante.

Una de las novedades que ha anunciado la nueva empresa es la flexibilidad en los precios, introduciendo cuatro tarifas diferentes: Infinita Abierta, Singular Café Flexible, Singular Abierta e Inicial Flexible. Las tarifas abiertas permiten el cambio gratuito de fecha y hora sin ningún cargo, mientras que en las flexibles hay que abonar la diferencia. Las entradas saldrán a la venta este domingo 18 de septiembre.

Este será el cuarto servicio ferroviario de alta velocidad que transcurra por tierras aragonesas con parada en Zaragoza. La liberalización del servicio hizo que la compañía francesa SNCF implantara hace año y medio su Ouigo con tres idas y vueltas al día entre Madrid y Barcelona, a través de la capital aragonesa.

NOTICIAS DESTACADAS