Cerca de 300 personas participaron en la jornada

Sijena ha celebrado este fin de semana la Jornada Sijena Viva, que busca remarcar la importancia de que su monasterio recupere la vida monástica. Una iniciativa organizada por la Orden de Malta, las Hermanas Sanjuanistas, la Plataforma Sijena Sí y los ayuntamientos de Villanueva de Sijena y Sena que reunió a más de 300 personas en el monasterio.

Desde 2020 el monasterio de Sijena no tiene habitantes. La última comunidad religiosa lo abandonó durante la pandemia y a partir de entonces se ha dificultado mucho la acogida tanto de visitantes como de peregrinos. Con el afán de revertir esta situación, la Jornada Sijena Viva llenó el monasterio de deporte, música y folclore para demostrar que el monasterio necesita vida.

La Jornada comenzó con una marcha en romería desde la ermita de Santiago en Sariñena hasta el Monasterio de Sijena. Tras el recorrido de 17 kilómetros, los peregrinos fueron recibidos en el municipio por las jóvenes gaiteras de Sena y los joteros del grupo “Aires Monegrinos”. Después de la música popular, los participantes pudieron hacer visitas guiadas al monasterio gracias a los voluntarios de la Orden de Malta.

Los peregrinos pudieron recuperar fuerzas con una gran paella acompañada de un concierto de música cristiana actual organizado por la Asociación EsperanzARTE y en el que actuaron la Coral “Voces Amigas” de Sena, dirigida por Conchi Tierz, el grupo “Voces y Guitarras” de Zaragoza y el cantautor y sacerdote Javi Sánchez.

A continuación, se proyectaron dos vídeos con testimonios de la comisaria pontificia para el monasterio de Sijena, Sor Virginia Calatayud, y del presidente de la Orden de Malta en España, Ramón Álvarez de Toledo, que agradecieron a los participantes su apoyo y su oración.

Seguidamente tuvo lugar una misa, presidida por el capellán de la Orden de Malta en España, Juan Miguel Ferrer, y en la que se ofrecieron más de 1.200 firmas de petición al Papa Francisco por la vuelta de la vida monástica a Sijena. El día acabó con una chocolatada en un jardín del monasterio amenizada con los cantos populares de los músicos del grupo de Barbastro de Sijena Sí.

LO MÁS VISTO