Bella, Aladdín, Elsa y Quasimodo cantan y luchan por sus sueños en «Los mundos de Amelia»

Mientras Bella se pierde en la biblioteca, Elsa trata de hablar con los animales sin congelarlos y Aladdín se da una vuelta con Quasimodo en su alfombra mágica. Pero la felicidad de los personajes Disney en su casa de la calle Pandora se va a acabar y es que Natividad Clemence, la nieta de la propietaria, quiere derribar el edificio para convertirlo en un centro comercial. Entre todos intentarán convencerla de su mala decisión en «Los Mundos de Amelia», el nuevo musical de Factory Producciones que estará en el Teatro del Mercado del 27 de octubre al 1 de noviembre. Un musical entrañable y tierno que habla de la amistad y de esos sueños que se pelean.

«Ha salido una historia muy bonita que habla de la amistad y de esos sueños que cuando se pelean fuerte y se luchan al final siempre se consiguen», ha asegurado este martes en la presentación el director de la obra, Mario Ronsano. Con canciones de películas Disney más actuales como Frozen y otras clásicas como «Hay un amigo en mí» de Toy Story, en «Los mundos de Amelia» los niños y esos padres que alguna vez lo fueron se emocionarán y sentirán la magia de Disney.

La obra se representará en el Teatro del Mercado del 27 de octubre al 1 de noviembre. Foto: Carlos Burillo

«Lo más bonito de ver la obra desde fuera es disfrutar de cómo los niños cantan todas las canciones y sus padres también lo hacen. A veces cuando los padres van al teatro a una obra infantil esperan un poco aburridos a que se acabe pero la magia que tiene esta obra es que te atrapa y que los padres también disfrutan», ha reconocido Francisco Fraguas, autor de la obra.

El Teatro del Mercado vibrará con la magia de Disney coincidiendo con la noche de Halloween y aunque este plan no dé miedo (aquí te traemos unos cuantos planes de Halloween en Zaragoza que sí) sí que está lleno de fantasía y magia. Aún así, los niños que lo deseen pueden ir vestidos con sus trajes más terroríficos y es que desde Factory Producciones están planeando algunas sorpresas para ellos.

La obra tiene una duración de 80 minutos y todas las sesiones serán a las 19.00 horas excepto la del domingo 30 y la del martes 1 que será a las 18.00 horas. Así, Natividad Clemence ya se puede ir preparando porque sus inquilinos están dispuestos a cantar y pelear por un tubo por quedarse en una casa en la que los sueños seguro que se cumplen.