Jabones, velas, Vino de la Amistad y mermeladas en un rastrillo de Atades lleno de solidaridad

Con alma de vendedor y una sonrisa en la cara, Sergio ofrecía este martes velas, botellas con luces y jabones a todo aquel que paseaba por la plaza Aragón de Zaragoza. A veces se enfadaba si la gente no compraba, pero tras una charla con sus compañeros volvía a intentar captar a algún cliente. Un año más, y ya van doce, el Rastrillo Navideño de Atades lo ha llenado todo de ilusión y solidaridad y un buen puñado de productos.

Botellas luminosas, jabones de colores chillones, tulipanes de tela e imanes llenaban el puesto de Sergio y sus compañeros del Centro Integra Aragón. A su lado, Javier y Carlos reían diciendo que lo que más le gustaba a la gente era el «Vino de la Amistad» porque estaba «muy bueno» y que la cerámica de Alma Atades también era un «buen regalo de Navidad». Razón no les faltaba y es que hasta restaurantes aragoneses con Estrella Michelín se han hecho con alguna pieza del menaje.

De Gardeniers eran las cremas de calabacín y manzana o de zanahoria, puerro y jengibre, los botes de tomate «cien por cien tomate, no como los de supermercado» o las mermeladas de calabaza con naranja, la de cereza de Ricla o melón con menta. «Aquí tenemos todo lo que producimos en fresco en nuestras huertas de Sonsoles en Alagón y de Ascara en Huesca», contaban desde el puesto.

Y en el puesto vecino, también de Gardeniers, el olor y los colores de los crisantemos, la viola y la flor de Pascua lo inundaban todo y llamaban la atención de los viandantes que curioseaban entre puestos puntualizando los precios económicos de los productos y el salero de unos vendedores muy ilusionados. Además, en el rastrillo también se puede comprar lotería de Navidad y el Calendario de Atades que se presentó hace unos días.

«Es un proyecto muy ilusionante porque ves que los usuarios están muy contentos. Ellos de alguna manera expresan lo que llevan dentro y lo hacen de una manera muy gráfica y es una satisfacción enorme transmitir lo que ellos sienten a los demás a través de estos productos», ha relatado Antonio Rodríguez Cosme, presidente de Atades. Además, la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, María Victoria Broto, ha reconocido que el rastrillo de Atades es una buena oportunidad para «demostrar la solidaridad que como sociedad llevamos dentro».

Así, desde este martes y hasta el domingo en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 21.00 horas, unos simpáticos vendedores pondrán la magia de la Navidad con su ilusión y sonrisa

NOTICIAS DESTACADAS