Fachada de viviendas
La comunidad fue la octava autonomía más barata del país, por detrás de Extremadura (812 euros/metro cuadrado) // Foto Carlos Burillo

La vivienda de segunda mano en Aragón en noviembre de 2022 tuvo un precio medio de 1.371 euros por metro cuadrado, según el informe mensual de precios de venta de pisos.com. Esta cifra registró un ascenso mensual del 0,66% y arrojó un incremento interanual del 2,63%. La comunidad fue la octava autonomía más barata del país, por detrás de Extremadura (812 euros/metro cuadrado), entre otras.

En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en noviembre de 2022 registró un precio medio de 1.966 euros por metro cuadrado, arrojando un ascenso mensual del 0,42%. De un año a otro, la cifra registrada marcó una subida del 5,24%.

TERUEL FUE LA OCTAVA CAPITAL ESPAÑOLA MÁS BARATA

Mensualmente, la provincia de Zaragoza (1,36%) arrojó el noveno ascenso más intenso de España. Por otra parte, Teruel (0,96%) creció de forma moderada, mientras que Huesca (-1,91%) registró el tercer descenso más marcado del país.

Respecto a noviembre de 2021, Zaragoza (3,34%) registró una subida intermedia, Huesca (-0,26%) fue la segunda que menos subió a nivel nacional y Teruel (-2,93%) arrojó el quinto descenso nacional más llamativo. Con 814 euros por metro cuadrado, Teruel fue la quinta provincia más barata de España en noviembre de 2022 y por su parte, Zaragoza (1.492 euros/metro cuadrado) fue la provincia aragonesa más cara.

Respecto a las capitales aragonesas, Teruel (2,29%) fue la octava que más subió de España, mientras que Zaragoza (0,99%) contuvo su ascenso. Huesca (-1%) registró un ajuste intermedio. Respecto al año pasado, Zaragoza (4,15%) creció más que Teruel (0,78%), pero Huesca (-15,69%) lideró las caídas nacionales. Con 1.268 euros por metro cuadrado en noviembre de 2022, Teruel fue la octava capital de provincia más asequible de España y Zaragoza (1.785 euros/metro cuadrado) fue la capital aragonesa más cara.

UN AÑO DE LUCES Y SOMBRAS EN MATERIA DE VIVIENDA

El precio de la vivienda está a punto de cerrar un año de luces y sombras. “La primera mitad del año, con precios subiendo de forma moderada y compraventas e hipotecas creciendo a un ritmo de récord, prometía ser la tónica de 2021”, ha comentado Ferran Font, director de Estudios de pisos.com.

Sin embargo, a medida que las consecuencias de la guerra en Ucrania fueron haciendo mella en la inflación, la escalada de estos indicadores fue pisando el freno. El experto ha señalado que “la segunda mano ha estado presionada por la obra nueva, muy afectada por el encarecimiento de los materiales y la escasez de producto casi crónica”. Font ha indicado que “los repuntes están siendo contenidos, mientras que los ajustes siguen siendo mínimos y restringidos a las zonas con menor demanda”.

El directivo ha apuntado que “ahora que la financiación ya no es tan asequible, los compradores no se van a mostrar tan dinámicos”. El portavoz del portal inmobiliario ha expuesto que, “en un escenario de dificultades económicas, el ahorro ha vuelto a entrar de lleno en la agenda de las familias, que se lo pensarán dos veces antes de embarcarse en la que, sin duda, representa la compra más importante de sus vidas”. Para Font, “las finanzas tenderán a responden a la incertidumbre desde el autocontrol, pero los precios permanecerán estables sin grandes caídas”.

LO MÁS VISTO