Exposición "El valor del agua" Jesús Antoñanzas
El objetivo de esta muestra de más de 50 imágenes es reflejar las problemáticas que sufre la población por la falta del agua como la deshidratación o enfermedades

Ruanda, Ecuador, Mozaqmbique o Guatemala han sido algunos de los escenarios que el fotoperiodista zaragozano Jesús Antoñanzas ha retratado durante los más de 25 años de carrera y que ha mostrado en su exposición “El valor del agua”. El objetivo de esta muestra de más de 50 imágenes es reflejar la situación de diferentes países del mundo debido a la falta del agua y los problemas que sufre la población por esta causa como la deshidratación, cólera, disentería o fiebre tifoidea.

Me ha costado casi 20 años llegar a la plaza España de mi ciudad y estoy encantado. Estoy feliz”, ha señalado el fotoperiodista en referencia a la exposición ubicada en la sala 4º Espacio de la Diputación de Zaragoza. “El compromiso que me lleva a mover todo esto es el que tomé con las personas que están en las paredes de esta sala. Muchos de ellos me dijeron múestralo, que vean como vivimos y eso es lo único que me importa”, ha continuado.

Desde sus inicios, Antoñanzas ha usado la fotografía como herramienta de denuncia y en defensa de los derechos humanos y la justicia social. “Esta exposición es un recorrido geográfico y vital. Hay más de diez países documentados realizado durante 20 años alternando con otros trabajos de cualquier tipo”, ha comentado.

Desde sus inicios, Antoñanzas ha usado la fotografía como herramienta de denuncia y en defensa de los derechos humanos y la justicia social

Al mismo tiempo, las imágenes muestran otras realidades difíciles para salir adelante como el fenómeno de la inmigración o la situación de las mujeres en algunos países. “Queda reflejado desde el cambio climático a la expropiación, el robo de recursos, las situaciones de vida en condiciones difíciles…”, ha añadido.

PERFORMANCE PARA CONCIENCIAR SOBRE LA NECESIDAD DEL AGUA

Por su parte, la diputada provincial Elena García, ha subrayado que esta exposición sirve para crear consciencia de la necesidad del agua en algunas partes del mundo: “Era fundamental que pusiéramos en valor la necesidad y que la gente se sensibilice de que aunque aquí hayamos nacido con un grifo para que podamos abrir el agua, no es así en todos los países”.

Para ello, se han realizado tres performance en torno a garrafas y botellas de aguas. Una de ellas es una comparación entre las dos botellas de aguas diarias utilizadas por el pueblo saharaui y las 200 de una ciudad como Zaragoza. “La diferencia es grande. Al final el agua es un bien que necesitamos por salud y para la vida”, ha señalado García.

La exposición permanecerá abierta en la sala 4º Espacio de la Diputación de Zaragoza hasta el 22 de enero. El horario será de martes a sábado de 11.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 21.00 horas. Los domingos y festivos estará abierta de 11.00 a 14.00 horas. Los lunes la sala permanecerá cerrada.

JESÚS ANTOÑANZAS

Jesús Antoñanzas, fotógrafo, nació el 4 de enero de 1966 en Zaragoza. Enfocado en los derechos humanos y la justicia social, ha trabajado en países en conflicto, sumidos en problemáticas como migraciones, refugiados o pobreza. Colaborador de los principales medios aragoneses y nacionales, sus trabajos han sido publicados en la revista ‘Interviú’, ‘Cambio16’ y el dominical de ‘El periódico de Cataluña’. Ha recibido numerosos reconocimientos a lo largo de su carrera, como el Premio nacional de fotoperiodismo Fujifilm 1994 por su trabajo en el conflicto de los Balcanes; mención de honor del mismo premio, en 1995, por sus imágenes sobre Ruanda; mención de honor del premio Ortega y Gasset del diario ‘El País’ en el año 2000, por sus imágenes del conflicto de Kosovo; y el premio fotografía Cooperación y Participación de la Generalitat Valenciana (2005) por un reportaje sobre Malawi.

Es autor de los libros y catálogos ‘Hijos de la guerra’, de 1993, sobre la guerra en los Balcanes; ‘Esperanza’, libro de 1994 que recoge la realidad social de Mozambique tras 30 años de guerra; ‘Emergencia Albania’, de 1998, sobre el conflicto en Kosovo; ‘La mujer de Azuay’ 1999, que narra el efecto de la inmigración en las comunidades indígenas de Ecuador; y, por último, ‘Sahara, El país de arena’ (2003) sobre el pueblo saharaui en su obligado exilio en Argel.

LO MÁS VISTO