El portavoz del PSOE en las Cortes, Vicente Guillén, quien ha expresado que el máximo dirigente de la DGA comparecerá, a petición propia, para dar cuenta de las actuaciones que piensa llevar a cabo la autonomía

No ha sido ni la petición de Cs ni la del PP las que han provocado que el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, comparezca en el próximo Pleno para informar de la repercusión que está teniendo la guerra Rusia-Ucrania en la Comunidad. Así lo ha reconocido este lunes el portavoz del PSOE en las Cortes, Vicente Guillén, quien ha expresado que el máximo dirigente de la DGA comparecerá, a petición propia, para dar cuenta de las actuaciones que piensa llevar a cabo la autonomía.

El portavoz socialista ha avanzado que el Ejecutivo aragonés ya ha ofrecido a España «los recursos a su alcance para una estrecha labor humanitaria». Además, ha aprovechado la ocasión para volver a condenar el ataque de Putin a Ucrania, tildando de «grave» y «preocupante» la situación en el país ucraniano. Por otra parte, ha recordado que fue el propio Lambán el primero en recibir a la presidenta de la Asociación Ucraniana de Residentes en Aragón, Alina Klochko, para trasmitirle la «solidaridad» de la Comunidad aragonesa.

El PP tiende la mano a Lambán para tomar «decisiones conjuntas» 

Minutos antes de la exposición de Guillén, la portavoz del PP, Mar Vaquero, presentaba una iniciativa parlamentaria solicitando la comparecencia del dirigente aragonés. En vista a la repercusión social y económica que está sufriendo Aragón tras la invasión rusa de Ucrania, los populares anhelan conocer los “efectos que está teniendo en la Comunidad y cuáles son las medidas tomadas y cuáles se prevé tomar”.

En este sentido, la parlamentaria ha ofrecido la «ayuda» y «colaboración» de su formación «para poder tomar decisiones conjuntas y decisiones compartidas». Vaquero ha señalado que, «aunque Aragón trasciende del margen de maniobra, esto no puede ser una excusa para no hacer nada». «Somos una tierra solidaria que ofrece soluciones», ha añadido, tras hacer hincapié en la «gran respuesta» que tuvo la sociedad aragonesa este sábado en la concentración de apoyo a Ucrania bajo el título «No a la guerra».

Por otra parte, la portavoz ha revelado que va a haber una «repercusión directa» en la economía aragonesa. «Más de 300 empresas de Aragón realizan operaciones comerciales con Ucrania y Rusia», ha expresado, tras reconocer que es necesario también atender al carácter de materia de energía. «Va a haber un incremento en los precios de la energía, Rusia es productor de petróleo y gas y esto va a afectar en un momento en el que nuestro país está golpeado por la subida de la factura de la luz», ha subrayado.

Sin embargo, su homólogo de partido contrario, Vicente Guillén, ha explicado que las importaciones de gas ruso solo suponen el 5% para la economía aragonesa. Para Guillén, la cuestión está en la relación con el país germano que es principal importador de este gas. Por otra parte, ha asegurado que de los 14.000 millones de euros que suponen las exportaciones a la Comunidad, «solo 125 millones pertenecen a Rusia y 35 millones a Ucrania».

La popular ha concluido su relato exponiendo su preocupación por la «incidencia del conflicto a nivel humanitario y a nivel económico y social». Por esta razón, desde las filas del PP han reconocido que Aragón debería prestar ayuda a nivel sanitario. «Nuestro sistema sanitario está más preparado y por eso hacemos este ofrecimiento», ha puntualizado.

LO MÁS VISTO