La punta de la crecida alcanzaba este lunes Pradilla de Ebro. Foto: DPZ

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha avanzado que “esta semana” el Ejecutivo aprobará, como “corresponde”, la declaración como zona catastrófica, denominada oficialmente zona gravemente afectada por una emergencia de protección civil, los lugares afectados por las últimas borrascas y la crecida del río Ebro. Así lo habían solicitado los líderes autonómicos de Navarra, María Chivite, y Aragón, Javier Lambán, ante el avance de la riada.

Sánchez ha comenzado así su intervención en la clausura el acto «Diálogos sobre el futuro: construyendo la España que seremos», trasladando sus condolencias por los fallecidos por esta situación meteorológica.

Como la “actualidad nos demanda”, el presidente se ha dirigido a las personas que están sufriendo las “terribles consecuencias de la borrasca” y ha felicitado a los servicios de protección civil y emergencias por la labor que están desarrollando y realizó un “llamamiento a la prudencia”.

El secretario de Organización del PSOE, Santos Cerdán, ha avanzado que en la reunión de la Comisión Ejecutiva Federal han valorado la necesidad de declarar a los municipios de Navarra, La Rioja y Aragón afectados gravemente por las inundaciones como zonas de desastre natural.

A la misma vez, en rueda de prensa, el portavoz federal del PSOE, Felipe Sicilia, también ha trasladado las condolencias por las dos personas que han perdido la vida y envió un mensaje de apoyo a las zonas afectadas.

NOTICIAS DESTACADAS