Palacín ha reclamado al Partido Popular que descarte públicamente “cualquier tentación de llevar agua del Ebro a otras cuencas”

Chunta Aragonesista ha celebrado este lunes una reunión de su Consello Nazional en Zaragoza para tratar asuntos de actualidad. Entre ellos, destaca el “rotundo” rechazo de la formación a la propuesta del presidente del PP, Pablo Casado, quien ha reclamado este fin de semana “un pacto nacional del agua que incluya la construcción de infraestructuras tanto en las cuencas excedentarias como en las deficitarias”, “una política de agua común para toda España» y también “infraestructuras hidráulicas en Aragón para almacenar el agua”.

“Todos sabemos lo que significan las palabras del líder del PP, respaldadas por el nuevo presidente del PP aragonés, Jorge Azcón”, ha denunciado Palacín. En este sentido, ha criticado muy duramente la politización de la crecida del Ebro, y ha calificado de “lamentables” los intentos de la derecha y la ultraderecha de “aprovechar la crecida para volver a reclamar abiertamente el trasvase del Ebro”.

Para el presidente de CHA, “insistir con el trasvase del Ebro demuestra un profundo desconocimiento de la poderosa capacidad aragonesa para defender, con firmeza y coherencia, nuestros recursos, además de una carencia completa de ideas para superar, de una vez, las trasnochadas e insostenibles políticas del agua».

Palacín ha reclamado al Partido Popular que descarte públicamente “cualquier tentación de llevar agua del Ebro a otras cuencas” y se sume al rechazo al trasvase, “porque Aragón lo demanda y es imprescindible para un futuro sostenible”.

Finalmente, considera que esta propuesta es un “paso atrás” en los avances necesarios hacia la “Nueva Cultura del Agua” y en la forma de concebir una forma de hacer política que respete, proteja y cuide el medio ambiente. “Solo demuestra que quienes la plantean están profundamente anclados en el pasado”, ha concluido.