Para el portavoz popular en materia económica, la propuesta se trata de “una vuelta de tuerca más” para un sector “asfixiado” en estos momentos

El nuevo sistema de cuotas de los autónomos propuesto por el Gobierno de España se está topando con el “rechazo frontal” de este colectivo y de aquellos sectores implicados, que claman en contra de un “hachazo desproporcionado”. Así lo afirma el Partido Popular, explicando que con el modelo planteado “subirían las cuotas de más de la mitad de los autónomos de España y se les llevaría a la ruina”. Por esta razón, el principal grupo de la oposición ha presentado una iniciativa para que las Cortes de Aragón insten al Ejecutivo central a retirar de “forma inmediata” la actual propuesta de reforma del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) y presentar una nueva consensuada con los representantes de dicho colectivo.

“Esperemos que los gobiernos de España y de Aragón, Sánchez, Lambán y sus socios rectifiquen y recuperen el tiempo perdido con los autónomos”, ha confiado el portavoz de Economía del PP, Javier Campoy. “Sorber y soplar al mismo tiempo es imposible. O apoyamos desde los gobiernos la creación de empleo y riqueza, o el Gobierno de España se convierte en un auténtico cobrador del frac que actúa contra quien menos se merece este castigo”, ha remarcado.

Según el portavoz popular en materia económica, la propuesta se trata de “una vuelta de tuerca más” para un sector “asfixiado” en estos momentos. A esto ha añadido la crisis vivida en 2010 que, a su juicio, demostró que había que ayudar a la masa emprendedora, y “eso pasa por los autónomos”. “Una idea que no tiene el respaldo de asociaciones profesionales es una mala propuesta”, ha resaltado.

Además, para Campoy todo aquello que implique más rigidez, dificultades, burocracia, tasas e impuestos para quien quiere crear empleo y prosperidad “va a ir en contra de la economía y de los propios trabajadores”. En este sentido, ha denunciado que, teniendo en cuenta la complicada situación por la que atraviesa el país, “no podemos permitirnos esto”. “Hay que poner pie en pared con propuestas alternativas”, ha indicado.

En última instancia, ha matizado que con la iniciativa planteada los autónomos que ingresan por encima del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) tendrán un aumento de las bases mínimas del 40%. Y ha esbozado que el autónomo que gane menos de 3.000 euros pagará en cuotas casi todo lo que ingrese. “Va a ser casi imposible ser autónomo sin arruinarse”, ha lamentado, antes de insistir en que “el PP es la voz de muchos autónomos y trabajadores aragoneses y españoles”.

NOTICIAS DESTACADAS