El dirigente aragonés le ha recordado que en la política exterior y en la de defensa es donde se necesita “unidad”

El debate sobre el cambio de postura de Pedro Sánchez respecto al derecho de autodeterminación del Sáhara Occidental también se ha colado en el Parlamento aragonés. Aunque el presidente del Gobierno autonómico, Javier Lambán, no ha valorado la nueva postura del Ejecutivo central, alegando que «la política exterior es la materia más difícil y hay que evitar opiniones infundadas o carentes de información», el dirigente de la DGA sí ha reconocido que este «cambio de concepto» de la política mundial es «difícil desligarlo de la crisis generada en Ucrania o de países con los que España intenta ir de la mano, como Estados Unidos y Alemania, además de tener una relación correcta con Marruecos».

«Tenemos que tener paciencia para que Sánchez explique su posición», ha manifestado Lambán, tras aseverar que la Comisión ejecutiva federal del PSOE «acepta, secunda y seguirá trabajando en la resolución de la ONU 2602 del 29 de octubre del 2021», aquella que persigue alcanzar una solución política justa que prevea la libre determinación del pueblo del Sáhara Occidental en el marco de las Naciones Unidas. Por otra parte, el máximo responsable de la DGA ha tildado de «actitud esquizofrénica» las decisiones tomadas durante estos años por el Gobierno de España. «Han hecho y dicho cosas distintas cuando estaban en la oposición y luego gobernando», ha lamentado, tras añadir que con la resolución de la ONU «nadie ha hecho demasiado por que se cumpla».

Estas declaraciones de Lambán han llegado tras una interpelación del diputado de IU, Álvaro Sanz, quien ha denunciado, precisamente, la «profunda deslealtad a los socios del Gobierno y al pueblo saharaui» tras la decisión «unilateral» de Sánchez al cambiar de rumbo. «El Sáhara no puede ser moneda de cambio para retomar las relaciones con Marruecos», ha sostenido, incidiendo en la «responsabilidad histórica» que tiene España como «potencia administradora» en dicho territorio. «¿Qué pasa con los zonas bajo dominio del pueblo saharaui?», le ha preguntado al presidente, tras puntualizar que no se puede reconocer la soberanía de Marruecos ya que viola el Derecho Internacional.

En este sentido, el dirigente aragonés le ha recordado que en la política exterior y en la de defensa es donde se necesita «unidad». Además, le ha instado a que su formación sea «coherente». «Si no comparten lo que el Ejecutivo central está planteando sobre el Sáhara y muestran una opinión radical a estas políticas cruciales, ¿dónde radica la coherencia para que sigan perteneciendo a este Gobierno?», ha sostenido.

Por último, Lambán ha garantizado que el Gobierno de Aragón seguirá apoyando el desarrollo del pueblo saharaui. Para ello, ha señalado que el Plan director de la cooperación aragonesa para el desarrollo 2020/2023 incorpora al Sáhara como un área geográfica prioritaria. «Anualmente, se destinan 108.000 euros al convenio con la delegación del pueblo saharaui», ha precisado.

NOTICIAS DESTACADAS