El diputado popular ha señalado que solo hace falta hacer una comparativa con el Plan de Cuenca anterior para ver la realidad

El portavoz de Agricultura y Medio Ambiente del PP, Ramón Celma, ha acusado este viernes al PSOE de apoyar un Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro que perjudica el desarrollo de Aragón. “Con este Gobierno se está produciendo un desgraciado aminoramiento de la gestión en materia hidráulica en nuestra Comunidad”, ha lamentado.

El diputado popular ha señalado que solo hace falta hacer una comparativa con el Plan de Cuenca anterior para ver la realidad. “Si hacemos una comparativa del Plan de Cuenca anterior con el actual, actualmente tenemos 160.000 hectáreas menos de regadío en nuestra Aragón, un dato muy grave porque la modernización de regadíos supone una gestión más eficiente del agua, que nuestros cultivos sean más productivos y que los agricultores puedan aplicar una gestión más moderna y eficiente”, ha sostenido.

Celma ha puesto de manifiesto otro aspecto muy grave “que ninguna de las reclamaciones de la DGA para modificar este plan de cuenca trata de cambiar”. “Vamos a tener 30 embalses menos para regular un bien tan escaso como es el agua”, ha criticado, tras apuntar que esta cuestión surge en un contexto de cambio climático en el que se producen sequias más prolongadas y lluvias torrenciales. Entre la más destacadas la del embalse de Biscarrués, como ha señalado el parlamentario, que “ni el Gobierno de Aragón ni el de España dan alternativa para la regulación del Gállego”.

Por otra parte, el PP ha subrayado que no se alcanzan las 43.000 hectáreas de nuevo regadío, razón por la cual, se deniegan regadíos fundamentales para Aragón como son “los regadíos sociales de la Comarca del Sobrarbe, los regadíos del río Guadalope, hasta 2.700 hectáreas de Les Puntes en Fraga, los regadíos de la atalaya de Pina de Ebro y el proyecto de regadío y concentración parcelaria en los términos de Fraga y Torrente de Cinca”.

Celma ha resumido la situación analizando la pérdida de apoyos de este Plan respecto al anterior. “Hasta la actualidad los principales partidos de esta Comunidad estábamos de acuerdo. El Plan anterior contó con el voto a favor del PP, PSOE y PAR”, ha recordado. Sin embargo, ha reconocido que, en esta ocasión, su formación se opone porque no puede estar a favor de un Plan que perjudica el desarrollo de Aragón. “El PSOE está a favor siendo incoherente con sus principios en materia hídrica de estos últimos años y hay un silencio que llama la atención en el PAR”, ha apuntado.