El portavoz de Vox, Santiago Morón, ha solicitado la comparecencia de la consejera de Sanidad, Sira Repollés // Foto: Cortes de Aragón

El grupo parlamentario de Vox ha solicitado en la sesión plenaria de este jueves la comparecencia de la consejera de Sanidad, Sira Repollés, por el debate generado en torno al Plan de Atención Primaria en Aragón. «Un plan que el Departamento ha remitido al Ministerio de Sanidad sin contar con la opinión de los profesionales y que, por lo tanto, carece de un diagnóstico realista de los problemas que sufre la Atención Primaria», ha señalado el portavoz de la formación, Santiago Morón. «Un plan que, una vez analizado, consideramos que no da respuesta a los principales problemas y que tampoco garantiza la financiación y recursos necesarios para cumplir los objetivos que se plantean», ha añadido.

«Echamos en falta la incorporación de un mayor compromiso por la mejora de la AP, como el de alcanzar un 25% del gasto total sanitario», ha remarcado. A juicio de Vox, resulta imposible hacer reformas y adecuar el servicio a las necesidades sin los recursos económicos adecuados. «Pero para que estas reformas sean de calado, esta financiación se ha de mantener en el tiempo. El plan contempla para el ejercicio 2022 un total de 20,2 millones financiados entre Ministerio y comunidades», ha continuado.

En este sentido, Morón ha requerido información sobre los plazos que ha establecido el Ministerio para aprobar las partidas correspondientes a las autonomías. «Mucho nos tememos que, si las reuniones se desarrollan a lo largo del año, las primeras actuaciones no las veremos hasta el que viene», ha lamentado.

Además, el portavoz de Vox ha subrayado que «no se plantean soluciones a la falta de médicos y a su irregular distribución en la Comunidad. No hay incremento de plazas, tan necesarias para mejorar la calidad de la Atención Primaria».

Como valoración global de dicho plan, Morón ha tildado de «incomprensible» que un plan de mejora de la Atención Primaria y Comunitaria no establezca un compromiso de financiación más allá del horizonte de 2023. «Nos parecen muy insuficientes las medidas propuestas para corregir el déficit estructural de profesionales sanitarios y no se precisan actuaciones para mejorar sus condiciones laborales y retributivas», ha manifestado.

Asimismo, ha hecho hincapié en que se sigue sin reconocer la labor de los tutores y no se concreta cómo se liberará a los facultativos de aquellas tareas que no sean puramente asistenciales ni qué medidas se implementarán para el control de las agendas por los propios profesionales.

«El único esfuerzo inversor lo apreciamos en la mejora tecnológica y en la digitalización de algunos procesos. ¿Por qué no cuenta el Departamento de Sanidad con los profesionales sanitarios?», ha preguntado Morón a Repollés.

Por estas razones, Morón ha calificado el plan de «decepcionante». «La situación de la sanidad aragonesa es muy deficiente, con unas listas de espera quirúrgicas intolerables, pero el panorama de la Atención Primaria es insostenible», ha recalcado.

Por último, Vox ha recordado a la consejera de Sanidad las urgencias en Aragón, tales como reducir la ratio de paciente por consulta-día, tanto para los profesionales médicos como de enfermería, en aquellas zonas sanitarias especialmente tensionadas. También introducir las medidas necesarias encaminadas a mejorar la conciliación laboral y familiar del personal sanitario, así como compensar adecuadamente la labor de los profesionales en el mundo rural.

Por otro lado, desburocratizar la atención sanitaria, dignificar la profesión sanitaria y ofrecer oportunidades docentes e investigadoras. Además, mejorar las infraestructuras, abrir nuevos consultorios y mejorar los ya existentes en el medio rural, así como los equipamientos y el acceso a medios diagnósticos con criterios de equidad.

NOTICIAS DESTACADAS