Para Lambán, si de algo han servido estos meses han sido para enseñar al resto del país que “a Aragón no se le puede imponer nada que vaya en contra de sus intereses”

“Lo que hoy hemos conocido en relación con Blanco y el independentismo me parece gravísimo y deja al COE en una situación muy comprometida y delicada”. Así ha respondido el presidente de Aragón, Javier Lambán, a las informaciones publicadas este viernes por El Confidencial acerca de unas negociaciones en secreto entre el máximo representante del Comité Olímpico y Artur Mas, entre otros. El líder del Ejecutivo aragonés considera que una institución “que representa los valores del deporte” no puede someterse a “este descrédito” y asegura que la figura de Alejandro Blanco, de quien ya pidió su dimisión hace un mes en las Cortes, “ya no es un problema de Aragón”, sino “del país”.

De esta forma, el presidente del Ejecutivo autonómico, durante un coloquio organizado por El Periódico de Aragón, ha defendido que la posición que ha mantenido en estos últimos tres meses “se acabará imponiendo” incluso “con más rapidez de la que yo preveía”. Además, ha desligado al Gobierno de España y al ministro Miquel Iceta de las declaraciones del secretario de Estado del Deporte, José Manuel Franco, quien tildó de “barbaridad” la relación de Blanco con el independentismo. “Que Santa Lucía le mantenga la vista”, ha zanjado Lambán.

No en vano, para el líder aragonés, si de algo han servido estos meses han sido para enseñar al resto del país que “a Aragón no se le puede imponer nada que vaya en contra de sus intereses”. “Hace 40 que hay autonomía y ningún presidente que se precie va a aceptar imposiciones que vayan en contra de la Comunidad. Ni Sánchez podía imponer nada a Cataluña ni a mí”, ha aseverado.

Durante una charla de casi hora y cuarto donde la candidatura a los Juegos ha ocupado más de media hora, Lambán también ha hablado del famoso tuit sobre Pau Gasol, defendiendo que tanto él como Fernando Martín han sido los mejores jugadores de baloncesto del país, pero que ello no le otorga “el don papal de la infalibilidad”. “Tiene derecho a opinar, acertada o equivocadamente, el resto podemos decir si estamos de acuerdo. Me limité a decirle que en este asunto se informara mejor. Decía que Cataluña había hecho un trabajo impecable, y nos hemos enterado de que, efectivamente, lo había hecho”, ha afirmado, rechazando por completo que se tache de «anticatalanista» porque «si algo están haciendo los independentistas es arruinar la gran Cataluña que hemos querido siempre».

Una “manipulación evidente” del COE

Igualmente, Lambán ha dejado la puerta abierta a que su Ejecutivo y los técnicos que negociaron la candidatura tomen accionen legales por la publicación de unos audios “manipulados” y “seleccionados”, en los que daba la sensación que la Comunidad daba su visto bueno a la primera propuesta de reparto de sedes. “Los técnicos han dejado claro que Aragón quería albergar el esquí alpino y nunca se tomó en cuenta esa consideración. Nunca ha habido negociación técnica, ha sido siempre política. Las cartas estaban echadas de antemano”, ha remarcado.

En este sentido, ha insistido en la “lealtad” que mantuvieron siempre con las “pautas establecidas” en el trabajo técnico, sabiendo que “al final habría una decisión política que debía adoptar el Gobierno de Aragón”. “Parece que hemos contravenido ningún pacto cuando la primera vez que el gobierno de Aragón se pronuncia fue en sentido negativo. Le dije al COE que no estábamos de acuerdo con la propuesta y que debíamos seguir hablando a nivel político”, ha añadido, definiendo como “provocación” que el COE convocara la reunión del 1 de abril sabiendo que no iban a asistir.

Porque, para Lambán, “se estaba jugando sucio con Aragón”. Y ello ocurrió en reiteradas ocasiones donde “tuve la tentación de levantarme de la mesa”. La primera fue en la carta enviada por Aragonès al COI hablando ya en julio de una candidatura “Barcelona-Pirineus”. Otra fue con la Generalitat nombró a Mónica Bosch como coordinadora de los Juegos. “Si lo hubiera hecho, se nos hubiera acusado de romper la candidatura. Y se está haciendo a pesar de ser los últimos que nos hemos levantado y de haber presentado propuestas. Si aun así se nos ha acusado, imagínese si nos hubiésemos levantado de la mesa”, ha mantenido.

Jaca 2034

Tras el fracaso de la candidatura, el Ejecutivo ya mira a 2034 y a la opción de presentar un proyecto “de Estado” que ponga en valor las inversiones en el Pirineo. Aunque ha reconocido que no hay ningún trabajo “avanzado” y esperará a que pasen los “calores internos y externos del verano”, sí buscará “replantearnos el futuro empezando desde 0 o desde el sueño olímpico de Jaca”. “Deben ser unos Juegos de Estado, que pongan en valor al Pirineo aragonés y catalán y a España. Si no, no jugaremos jamás a ninguna clase de candidatura”, ha garantizado.

LO MÁS VISTO