El presidente de los populares ha ratificado su compromiso con los servicios ferroviarios.

El presidente del PP de Aragón, Jorge Azcón, ha reiterado su defensa de una planificación de los recursos hídricos con los objetivos de dar garantía a las miles de hectáreas que ya están en riego y poner en servicio a las que están expectantes de transformación. Azcón, durante su visita a los Monegros oscenses, se ha referido al potencial agrario de ese territorio basado en el regadío, que ha permitido asentar población en el medio rural. “En una tierra que conoce especialmente bien el valor del agua”, apunta Azcón, “hay que escuchar a sus agricultores para defenderla con sentido estratégico”.

En ese sentido, el presidente de los populares de Aragón ha sido especialmente crítico con la decisión de PSOE y PAR de aprobar un “plan de cuenca del Ebro que saca fuera de la planificación la regulación del Gállego, que no propone alternativas o modificaciones a Biscarrués y que no incluye otros treinta embalses por todo Aragón”. Para Azcón, esa postura “solo puede calificarse como una traición sin precedentes a los regantes de Monegros, un ataque al sector primario aragonés y un daño enorme a la lucha contra la despoblación”.

En cuanto a la regulación hídrica, Azcón ha aludido anuncio de las obras de la tubería de Valdurrios para llevar agua a 6.000 hectáreas en Monegros II y ha recordado que “es igualmente importante que garanticemos el suministro de esas hectáreas y las de todo el sistema de Riegos del Alto Aragón aumentando la regulación del río Gállego”.

Compromiso popular con la reivindicación de los servicios ferroviarios

Jorge Azcón se ha reunido con Carlos Sampériz, alcalde de Grañén, uno de los municipios que han perdido su conexión ferroviaria con Lérida. El PP aragonés insiste en la agresión que supone al mantenimiento de la población y el desarrollo territorial que Grañén, Sariñena, Tardienta, Monzón y Binéfar hayan perdido el servicio de tren que les conectaba con Zaragoza y Lérida. A esa situación, recuerda Azcón, se suma la amenaza del nuevo mapa concesional de transporte en autobús que prepara el Gobierno de España, que de llevarse a cabo suprimiría 151 paradas en Aragón, 50 de ellas en Huesca. El presidente aragonés del PP lo considera “un ataque directo a todo el medio rural, especialmente en una comunidad como la nuestra, con gran superficie y mucha dispersión poblacional”.

La visita a los Monegros de Jorge Azcón ha incluido también el monasterio de Sijena y los municipios de Sena y Sariñena. En todos ellos, el presidente popular ha reiterado su denuncia a la permanente pérdida de servicios que sufre el medio rural “en todos los frentes sociales”.

NOTICIAS DESTACADAS