El ya exdirector general de Deportes de la DGA, Javier de Diego

Tanto el PP como Cs critican la decisión del Departamento de Educación, liderado por Felipe Faci, de cesar al ya exdirector general de Deportes, Javier de Diego. «Lambán ha utilizado como cabeza de turco al director general de Deportes de su propio Gobierno purgándolo. Ha pagado con su propia cabeza la ansiedad y el nerviosismo que destila la DGA en todo lo relacionado con el Deporte», manifestaba el portavoz popular del ramo, Fernando Ledesma. “La destitución se produce pocos días después de la decisión por parte del Ejecutivo autonómico de no aceptar al consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, como interlocutor para la candidatura de Zaragoza como sede del Mundial de fútbol de 2030”, advertía su homólogo de Cs, Carlos Trullén.

Para los populares, este cese responde a un intento de “tapar el error del presidente Lambán» ocultando los motivos reales de esta decisión, tras la polémica que se produjo, precisamente, cuando la DGA intentó vetar al delegado de la candidatura de Zaragoza para ser subsede del Mundial de Futbol 2030. Una opinión que comparten los liberales.

“El delegado fue designado por consenso entre el Ayuntamiento de Zaragoza, la Federación Aragonesa de Fútbol y el propio Gobierno de Aragón, representado por el ya ex director general de Deportes”, recordaba Ledesma. “Lambán después de enmendarse a sí mismo tras ese extraño veto que puso y luego tuvo que retirar está dando una muestra más de el agotamiento de ideas y el escaso recorrido político que le queda”, reconocía.

Por esta razón, desde las filas del PP han exigido “un nuevo rumbo en política deportiva a la DGA”. El nuevo director general de Deportes, Mariano Soriano, es “un viejo conocido” que “ahí donde ha gestionado el Deporte, nunca ha acabado su mandato”.

Por su parte, el grupo parlamentario de Ciudadanos ha registrado una pregunta, formulada al consejero de Educación, Felipe Faci, para su respuesta oral ante el pleno de la cámara, para conocer el motivo que ha llevado a la destitución de Javier de Diego como director general de Deportes. Asimismo, Trullén ha subrayado que contar con Serrano como interlocutor es “la mejor garantía para que el proyecto no se politice”, al tiempo que ha elogiado el trabajo que está llevando a cabo el consejero de Urbanismo para hacer posible un nuevo estadio de La Romareda en la capital aragonesa, con diálogo y pensando en el interés de los zaragozanos y aragoneses.

NOTICIAS DESTACADAS