La moción del PAR reivindica impulsar el proyecto y adoptar las medidas precisas para que éste sea una realidad “antes de finalizar 2050”

El Senado debate el próximo miércoles, en su sesión de control, una iniciativa del senador del Partido Aragonés (PAR), Clemente Sánchez-Garnica, sobre la necesidad de reactivar el proyecto de la Travesía Central del Pirineo (TCP). Para el senador aragonesista es “necesario” impulsar una salida a Europa desde España por el centro de los Pirineos por “muchas razones”, de carácter “económico, logístico, social, y geopolítico”, pero “también medioambientales”, ya que “el transporte intermodal está llamado a jugar un importante papel en las conexiones con Europa y también para lograr los objetivos de la UE y de España en materia de lucha contra el cambio climático”.

La moción del PAR reivindica impulsar el proyecto y adoptar las medidas precisas para que éste sea una realidad “antes de finalizar 2050”, así como “solicitar a la UE las ayudas necesarias para hacer frente a parte del coste del desarrollo de las diferentes fases de la TCP”. No en vano, el desarrollo de este nuevo corredor ferroviario para el transporte de mercancías entre España y Europa “obedece a razones de equilibrio territorial, y permitirá luchar contra la despoblación, pero también a razones económicas, logísticas e incluso estratégicas y de seguridad nacional, ya que en la situación actual, en la que hay previstos solo dos corredores como paso obligado en una frontera extensa, puede generar vulnerabilidad econofísica, con un impacto disruptivo importante”, ha asegurado el senador aragonesista.

Una argumentación que coincide con un estudio realizado por un grupo de expertos del Instituto Español de Estudios Estratégicos del Ministerio de Defensa que ha concluido que es necesario promover nuevas conexiones con Europa. “Parece llegado el momento de reflexionar sobre el papel clave del transporte intermodal y de las conexiones ferroviarias, energéticas, gasistas y de otro tipo, y de hacerlo, en palabras del vicepresidente del Gobierno de Aragón, Arturo Aliaga, desde un punto de vista multidisciplinar”, ha defendido Sánchez-Garnica, para quien el TCP es un proyecto “técnicamente posible y económicamente barato para las múltiples ventajas que supondrá cuando sea una realidad”.

NOTICIAS DESTACADAS