Cs ha abierto este martes el año político con una jornada de trabajo de su grupo parlamentario en el municipio de Fuendetodos

El coordinador autonómico de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, ha abierto este martes el año político con una jornada de trabajo de su grupo parlamentario en el municipio de Fuendetodos, acompañados por el alcalde del mismo partido, Enrique Salueña. Ha reconocido la falta de conexión del partido con la población del país, pero ha dirigido la responsabilidad de hablar sobre la directiva a los afiliados: “Desde el 27 de junio ya se dijo que este proceso de refundación en el que estamos inmersos culminaría con una consulta a la militancia y el proceso más lógico de hacerlo para aprobar un nuevo proyecto y también para elegir una nueva dirección es una asamblea extraordinaria”, ha señalado.

En la cuna natal de Francisco de Goya, ha resaltado la figura del pintor, “uno de los grandes referentes del liberalismo en el siglo XIX, un avanzado a su época a la hora de denunciar la España a garrotazos”. También ha unido a Ciudadanos con esa idea del liberalismo frente al bipartidismo del PP y el PSOE y frente a la propia crisis interna. “La clave interna de los partidos es tremendamente aburrida y no le interesa a la gente, lo que quieren es que, ya que estamos aquí, por lo menos resolvamos sus problemas”, ha afirmado.

Ha considerado “una vergüenza y una indignidad” que los líderes de los dos primeros partidos en Aragón, Javier Lambán y Jorge Azcón, “se sientan cómodos en ese espectáculo propio del dúo Pimpinela, pensando solo en el interés electoral que a ellos les pueda convenir y relegando a un segundo plano, o pareciendo que les importa muy poco, los problemas reales de las familias aragonesas”.

Por ello, ha recalcado que PSOE y PP tienen que “dejarse de teatrillos” y demostrar que “saben estar a la altura de lo que realmente los aragoneses esperan de los políticos”. Ha emplazado a Lambán y Azcón a “bajarse unas semanitas o unos meses del coche oficial y darse un baño de realidad sobre lo que ocupa y preocupa a las familias aragonesas, que nada tiene que ver con esa riña de gatos que ellos escenifican, y sí con muchos problemas reales que están ahí y que a muchas familias les quitan el sueño”, ha concluido.

Frente a esto, ha puesto el foco en los propios ciudadanos que pasan en estos momentos por “una inflación disparada, una vuelta al cole asfixiante” y un invierno que podría ser muy difícil para muchas familias aragonesas. También ha mencionado los “problemas gravísimos” que ha sufrido la comunidad este verano, destacando los incendios forestales o los problemas en la atención sanitaria, que considera cuestiones en las que “tenemos que trabajar y adoptar soluciones”. También ha hablado del compromiso de Ciudadanos dar solución a la sequía, “que es el gran enemigo que tenemos ahora a la vuelta de la esquina” y trazar un plan de contingencia que alivie la carga fiscal y la presión sobre la economía de las familias.

NOTICIAS DESTACADAS