La Comunidad recibirá hasta 4.429 millones de euros del Estado con los que elaborar el presupuesto de 2023

El Gobierno de Aragón tiene previsto recaudar entre 70 y 75 millones de euros más de lo previsto en el presupuesto en tributos ante la elevada inflación. Así se lo ha trasmitido el consejero de Hacienda, Carlos Pérez Anadón, tanto al Ministerio como a la Airef, principalmente por incrementos de carácter “extraordinario” en Sucesiones o en Transmisiones Patrimoniales.

El responsable de Hacienda ha comparecido ante las Cortes para explicar los anuncios del último Consejo de Política Fiscal y Financiera, que confirmó que la Comunidad recibirá hasta 4.429 millones de euros del Estado con los que elaborar el presupuesto de 2023, de los que 4.420 se corresponderán con las entregas a cuenta y 189 millones por la liquidación positiva de 2021. Este ingreso supone un incremento de 879 millones de euros, el 24,8%, respecto al presente 2022, cuando se percibieron 3.550 millones.

Durante esa reunión también quedó fijado el déficit para el próximo año en el 0,3%, dos décimas por encima del 0,1% que el Gobierno de España comunicó a Europa en abril, aunque será la mitad que el 0,6% que ha habido para 2022. “Para hacerlo efectivo, se modificó la tasa de referencia del Estado, que asumía esas dos décimas”, ha aclarado el responsable de las cuentas autonómicas, que ya está diseñando los presupuestos de 2023, último año de la legislatura, con un doble objetivo: “crecer y redistribuir, apoyando a empresarios, autónomos y pymes y acompañando a las familias más afectadas”.

Oposición

No obstante, la oposición ha cargado contra el Ejecutivo por lo que consideran una “mala” situación financiera de la Comunidad. Así lo ha tildado la diputada popular Carmen Susín, que asegura que el cuatripartito está “hipotecando” a gobiernos y generaciones futuras. Además, ha criticado la ejecución “más baja de la historia” del presupuesto de la Comunidad. “Están muy bien los anuncios del Consejo de Política Fiscal, que volveremos a tener los presupuestos más altos de la historia, pero, ¿para qué? Si son incapaces de ejecutarlos”, ha cuestionado.

A su vez, el portavoz de Cs, José Luis Saz, ha reconocido que los anuncios de las aportaciones del Estado son “buenos”, pero ha advertido al consejero que no debe “dejarse deslumbrar”, pidiendo “prudencia” al Ejecutivo. “Me preocupa que ese anuncio sea para acallar a las comunidades y no tenga un reflejo en las verdaderas previsiones. Sería peligroso, porque estaríamos lanzando ingresos coyunturales frente a gastos estructurales”, ha señalado.

Por su parte, el diputado de Vox David Arranz cree que estos incrementos de aportaciones están “dopados” por los fondos europeos y los ingresos extra de la inflación, pero ha recordado que el déficit “sí es estructural”, criticando la “ausencia de una estrategia a largo plazo”. “Pueden situar a la comunidad en 2025 en situación muy vulnerable, con una deuda que hipoteca el futuro de las nuevas generaciones. Debemos actuar bien y con prudencia”, ha afirmado.

Finalmente, el portavoz de IU, Álvaro Sanz, ve “positivo” que el Estado asuma las dos décimas de deuda para alcanzar el objetivo de déficit del 0,3%, pero reclama que tenga su traslado en los presupuestos. “Hay que abordar los déficits estructurales de los servicios públicos de la Comunidad. Podemos afrontar debates serenos sobre el futuro de los servicios públicos o la reactivación económica”, ha remarcado.

NOTICIAS DESTACADAS