En Robres, se han registrado tres ataques en lo que va de mes

A raíz de los últimos ataques a rebaños de ovejas en Robres, atribuidos finalmente al lobo y no a perros salvajes como ha ocurrido con otros en la zona, el PP ha solicitado la captura y extracción del animal de los Monegros y Aragón. Estos últimos episodios, tres en apenas dos semanas, se han saldado con 16 ovejas muertas.

Por esta razón, el portavoz popular de Medio Ambiente en las Cortes, Antonio Romero, considera incompatible la convivencia entre el modelo de ganadería extensiva y el lobo. A su juicio, es esta actividad la que se encuentra “en peligro de extinción” y no el animal, al que considera que se ha “sobreprotegido” desde el Gobierno de Aragón. De acuerdo a los datos del departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, que ha citado Romero, se han registrado “58 ataques, 43 de ellos atribuidos al lobo, con más de 250 ovejas muertas”. “Son bastantes más, los ganaderos manifiestan que no lo denuncian porque no les hacen caso”, ha añadido.

Con el foco puesto en Robres y la comarca monegrina, pero con todo el historial previo desde 2017 de fondo, ha solicitado la comparecencia del consejero Joaquín Olona en el parlamento autonómico. Sus medidas “disuasorias”, ha dicho, se han demostrado como “insuficientes” y por ello reclaman que se acoja a la normativa europea y española, que permite actuar “en casos justificados”.

Romero señala al «mal entendido ecologismo» como responsable

En septiembre de 2021, el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) introdujo al lobo en el Listado de Especies Silvestres de Régimen de Protección Especial (Lespre). Hasta esa decisión se ha remontado el portavoz de Medio Ambiente del PP para criticar que se hizo “sin diálogo” ni teniendo en cuenta “las consecuencias”. Y ahí, según Romero, pesó la influencia de lo que ha calificado “mal entendido ecologismo”.

Ahora, ha continuado, “está en clara expansión” y no descarta, de acuerdo a sus palabras, que en un futuro se vean “manadas de lobos” en la Comunidad. Tal como ha señalado, el PP ve esta cuestión como un agravante más a la situación de la ganadería extensiva, que consideran “imprescindible” tras un verano marcado por los incendios forestales.

En este sentido, Romero ha enumerado los problemas con los “bajos precios, la caída del consumo, el incremento de costes, la falta de relevo en la profesión y una PAC que les acorrala”. “El lobo puede significar la puntilla”, ha aseverado.

LO MÁS VISTO