Gente caminando por la calle Alfonso
Las ayudas llegarán a 17.000 familias según el Gobierno de Aragón

El Gobierno de Aragón está trabajando en lanzar una ayuda de “al menos” 200 euros para las familias vulnerables que hayan visto recortados sus ingresos en los últimos meses. El objetivo de esta medida, anunciada este jueves por el presidente Javier Lambán en el Pleno de las Cortes y que ya se está estudiando “desde el punto de vista técnico y presupuestario”, es que unos 17.000 hogares puedan hacer frente a los efectos de la inflación y la crisis energética.

Los efectos de la crisis de la inflación han centrado la sesión plenaria del Parlamento autonómico. La consejera de Ciudadanía, María Victoria Broto, ha cifrado en 67 millones de euros las medidas tomadas para ayudar a las familias, además del “pago único” de 200 euros anunciados previamente por Lambán, del que no ha ofrecido más detalles durante su comparecencia pese a las preguntas del resto de grupos. “Esta medida no sería nada si no hubiéramos trabajado durante siete años para tener unos servicios sociales robustos, tanto los especializados, como los generales de las entidades locales. Es fundamental para tomar las medidas que tomamos, con la voluntad de que todas las medidas deben llegar a las personas”, ha afirmado la responsable del ramo.

De hecho, Broto ha destacado el incremento de prestaciones del Ingreso Mínimo Vital frente a la mayor cuenta de perceptores del Ingreso Aragonés de Inserción, pasando de 8.077 en junio de 2020 a 11.243 personas en la actualidad. “Nunca en la historia de Aragón han tenido tantas familias vulnerables una prestación como en este momento ni se había destinado tanto dinero a las prestaciones”, ha expuesto la consejera del ramo.

Asimismo, y ante las críticas del PP por “inacción” y “apatía”, ha remarcado que la gran ayuda que se puede ofrecer a las familias vulnerables es “tener un Estado de Bienestar robusto” y que “sea garante de que todas las personas tengan una protección”. “Ustedes proponen la receta mágica, bajar impuestos, que solo significa el deterioro del estado de bienestar”, ha afirmado Broto.

En este sentido, la diputada popular Marián Orós ha incidido en la “preocupante” situación de las familias aragonesas, para quienes, ha asegurado, la cesta de la compra se ha incrementado en 400 euros al mes, viéndose obligadas a elegir “por precio” y no “por calidad”. “El 80% de las familias pasan apuros y el 40% no pueden llegar a fin de mes. Y si hay algún imprevisto, es insostenible. Hablamos de la clase trabajadora y clase media. Las familias aragonesas no llegan a fin de mes. ¿Qué medidas han tomado?”, ha aseverado.

NOTICIAS DESTACADAS