Mesa de la reunión entre los senadores
Han reclamado al Gobierno de España “sensibilidad política para una limpieza preventiva, el cumplimiento de compromisos adquiridos y ayudas frente a las riadas ocasionadas por el río Ebro, que ocasionan efectos destructores y ruinosos para los municipios ribereños de Aragón, Navarra y Cantabria”

El Partido Aragonés (PAR), el Partido Regionalista de Cantabria (PRC) y Unión del Pueblo Navarro (UPN) se han reunido en Zaragoza para realizan una nueva puesta en común y seguir abordando los problemas “todavía sin resolver” que tienen los municipios de la Ribera del Ebro afectados cuando se producen las crecidas del río. Han recordado las iniciativas parlamentarias conjuntas que han llevado a la Cámara Baja los senadores de las tres formaciones políticas y han urgido soluciones para el problema al que se enfrentan los ayuntamientos afectados.

Durante la reunión interterritorial entre los representantes en el Senado de las Comunidades de Aragón, Cantabria, Navarra y alcaldes de los tres territorios, todos han coincidido en poner de relieve que los pequeños ayuntamientos “carecen de capacidad económica para realizar las actuaciones necesarias”. Así las cosas, han reclamado al Gobierno de España “sensibilidad política para una limpieza preventiva, el cumplimiento de compromisos adquiridos y ayudas frente a las riadas ocasionadas por el río Ebro, que ocasionan efectos destructores y ruinosos para los municipios ribereños de Aragón, Navarra y Cantabria”.

UNA MODIFICACIÓN DEL PLAN HIDROLÓGICO

Las tres formaciones han coincidido en destacar la necesidad de colaborar para llegar a acuerdos, como la modificación del artículo de la Ley del Plan Hidrológico Nacional que obliga a que sean los ayuntamientos -que no tienen capacidad económica- los que tengan que realizar esas labores.

Durante la reunión se ha recordado que los residentes en los pueblos afectados viven “angustiados” por la incertidumbre que provoca desconocer cuándo será la próxima riada y qué efectos tendrá ante la realidad de inundaciones cada vez más frecuentes y con un menor caudal. Los presentes en el acto han denunciado también la pasividad de las administraciones competentes, especialmente la Confederación Hidrográfica del Ebro.

LOS PROBLEMAS DEL EBRO

El senador autonómico por el Partido Aragonés (PAR), Clemente Sánchez-Garnica, ha recordado que el acúmulo de gravas y maleza incrementa el riesgo de afecciones si hubiera nuevas avenidas y ha defendido la “urgente necesidad” de dar soluciones. Cada vez que hay una riada se producen “efectos devastadores, más graves cada vez val carecer el río de limpieza”. “No podemos seguir así”, ha enfatizado, “Hay que actuar con urgencia para que no se repitan estas lamentables situaciones”.

Sánchez-Garnica ha recordado que el Partido Aragonés logró incluir 10 millones de euros en los Presupuestos Generales del Estado 2018 para la limpieza de riberas del Ebro en Aragón, prevención, limpieza, recuperación, mantenimiento y conservación de caminos y cauces y ha insistido en el trabajo que realizan en la Cámara Baja los senadores de los tres partidos (PAR, PRC y UPN), para que el Gobierno de España atienda el problema que ocasionan las riadas del Ebro en los municipios ribereños de Aragón, Navarra y Cantabria.

El senador del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), José Miguel Fernández Viadero, ha señalado que el problema de las inundaciones como consecuencia de la falta de limpieza de los ríos es “una constante los últimos años que genera gran preocupación a los partidos regionalistas de la ribera del Ebro del Senado”, lo que ha motivado que esta legislatura se hayan presentado diversas iniciativas parlamentarias conjuntas dirigidas a solucionar este problema.

El senador de Unión del Pueblo Navarro (UPN), Alberto Catalán, ha indicado que “el Gobierno debe escuchar a las personas que viven el Ebro y sus afluentes de forma directa e intensa. Ellos los conocen mejor que nadie. Es vergonzosa la situación en la que se encuentran los ríos de la Cuenca del Ebro”.

LO MÁS VISTO