El presidente de Aragón Javier Lambán hablando en la sala de columnas del Edificio Pignatelli
Ha anunciado que está esperando a que los grupos parlamentarios respondan, pero que entre los socios del gobierno ya hay conversaciones para la “reformulación” de la fiscalidad aragonesa

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha criticado el “populismo” y la “irresponsabilidadfiscal que está tomando el Partido Popular en toda España. A su juicio, la fiscalidad es «un medio y nunca un fin en sí misma», asegurando que no entrarán “en subastas insensatas y frívolas«, aunque se muestra abierto a un replanteamiento de la estructura impositiva.

De esta forma, ha anunciado que está esperando a que los grupos parlamentarios respondan, pero que entre los socios del cuatripartito ya hay conversaciones para la “reformulación” de la fiscalidad aragonesa. Así, buscarían “no una revolución fiscal, como decía ayer la dirigente del PP venida de Madrid a ayudar a Azcón” sino un “ejercicio sensato y ponderado” en el que participen todas las fuerzas.

Igualmente, considera que la “senda populista” que está tomando el PP es preocupante, considerándolo un “mensaje peligroso” al crear la idea de que “cualquier tipo de impuesto se considera una confiscación”. Ha criticado que estos mensajes ponen en cuestión “el estado social y el estado democrático”, pidiendo a los populares que recuerden que los impuestos deben responder a el “modelo de sociedad que queremos”.

Ha expresado su preocupación por la situación en España, añadiendo que las instituciones europeas han considerado “contraproducente” bajar los impuestos y ningún país lo estaría haciendo en “estos tiempos de crisis e inflación galopante”. Lambán ha recordado la situación inglesa, donde el anuncio de una bajada impositiva ha tenido una respuesta “fulminante” al revaluarse la deuda inglesa como “deuda basura”.

LA DEUDA DEL TRANVÍA Y LA RELACIÓN CON ZARAGOZA

El presidente Lambán también ha hablado sobre las relaciones entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Zaragoza, que ha definido como “perfectas, correctas y cordiales», con «de vez en cuando algún tipo de tensión», pero «que siempre se resuelven”. No en vano, en la carta que mandó al alcalde de Zaragoza Jorge Azcón ya manifestó la “firme decisión” del Gobierno de Aragón de pagar la deuda generada con el tranvía, “como no puede ser de otra forma”.

En este sentido, Lambán ha señalado que existe una “serie de incumplimientos” por parte de Zaragoza que «se deben resolver» desde «el convencimiento de que existe buena voluntad». De no hacerlo, “se quebraría la confianza entre las instituciones” porque los acuerdos “están para cumplirlos”.

REVISIÓN SALARIAL DE FUNCIONARIOS

Por otro lado, el presidente de Aragón ha remarcado que sobre la revisión salarial de funcionarios “el camino lo suele marcar el Gobierno de la nación” y ellos se ven forzados a secundar esa vía, pero dejando caer que el Ejecutivo central tiene menos funcionarios para los ingresos que reciben. Aun así, se muestra dispuesto a cumplir con lo que se establezca desde Madrid.

LO MÁS VISTO