Arturo Aliaga durante una intervención en las Cortes
El presidente del PAR, Arturo Aliaga, sigue sin confirmar su futuro político

El Partido Aragonés ha dado un paso más hacia las elecciones municipales y autonómicas de 2023. Como estaba previsto y adelantó su presidente en verano, habrá primarias para la candidatura. Y como entonces, Arturo Aliaga sigue sin confirmar si se presentará.

Sin fechas concretas, el también vicepresidente y consejero de Industria, Innovación y Desarrollo Empresarial, se ha remitido al proceso de 2019. Desde la convocatoria, pasaron entre quince y 20 días hasta que se emitió el censo electoral y se llevaron a cabo. Son los plazos, ha reiterado Aliaga, “que convienen políticamente al PAR”, que no quiere verse condicionado por factores externos.

“Hay que dar juego democrático y que la gente se manifieste”, ha asegurado el líder de la formación, sobre su negativa de desvelar si concurrirá a las primarias. Quiere ver también si aparecen dentro del partido “movimientos de envergadura” y en su futuro político tendrá que ver su estado de salud, como también deslizó en julio.

Del mismo modo, el calendario contempla los procesos internos “en las ciudades que correspondan”, como las capitales de provincia.

“SI EL GOBIERNO DE ARAGÓN SE LLEVA BIEN CON EL DE ESPAÑA, TENEMOS MÁS A GANAR”

Arturo Aliaga también se ha referido ante los medios a distintas cuestiones de actualidad, como puede ser la aprobación en Madrid de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año 2023. En el texto, espera que se recojan “varias propuestas importantes” para Aragón.

Entienden desde el PAR que “si el Gobierno de Aragón se lleva bien con el de España”, tienen más a ganar “que si se lleva mal”. Y de la base de esas buenas relaciones, sobre el papel, se podrían impulsar iniciativas como la Travesía Central del Pirineo. “Nos han apoyado en este proyecto”, ha asegurado, sobre el Ejecutivo central.

Sobre la reforma fiscal, ha pedido prudencia. Por el momento se remite a los acuerdos internos del cuatripartito, aunque sus palabras parecen indicar que no se subirán impuestos. Así lo condiciona la situación de inflación, otro de los “retos” a los que ha hecho referencia.

LO MÁS VISTO