Vista desde un lateral del ayuntamiento de Zaragoza
La oposición ha cargado contra los presupuestos del Gobierno formado por PP-Cs

La forma y el fondo. El Partido Popular está de acuerdo con la nueva Ley del Fondo Aragonés de Financiación Municipal, que combina los de cooperación y capitalidad en uno “incondicionado”. Sin embargo, los populares y el Ejecutivo de Lambán chocan en las cantidades, y así lo han hecho saber. Primero, votando en contra de los puntos que establecen el reparto y este martes expresando su malestar por la iniciativa.

Tras su aprobación en las Cortes, que previsiblemente tendrá lugar en el pleno de esta semana con los votos del cuatripartito, otorgará cerca de 30 millones de euros a los ayuntamientos. Ocho serán para Zaragoza, uno para Huesca y 700.000 para Teruel. Es una cifra “insuficiente, insolidaria” y hasta “rácana” para la portavoz popular, Mar Vaquero, que ha trasladado una nueva propuesta para elevarla hasta los 51 millones.

El PP ha reclamado, por un lado, 21 para la capital, y 1,8 y 1,2 para las otras dos cabezas de provincia, respectivamente. Además, Vaquero ha mencionado que, en el caso de Huesca, es la cantidad que solicitó el año pasado el propio alcalde socialista Luis Felipe. A esta cantidad habría que sumar 27 para el resto de consistorios (Fondo General) para alcanzar ese total de 51.

VAQUERO TACHA LA LEY DE «ANTI MUNICIPALISTA»

Una mayor recaudación este año, aseguran desde la formación, implica abrir más el grifo con los municipios. “Con un presupuesto de más de 7.000 millones, lo dejan en 21”, ha criticado la portavoz, sobre lo que califica “la ley más anti municipalista del Gobierno de Aragón”.

En este sentido, Vaquero se ha remontado a la pandemia y ha pedido también compensar a las administraciones locales, “la primera línea” contra el virus, por los esfuerzos económicos que tuvieron que asumir. Se trata de un compromiso, ha añadido, que adquirió la DGA y solucionó solicitando fondos a las diputaciones, como también ocurriese “con las ayudas a la hostelería”.

Vaquero no ha estado sola. A su lado han comparecido el alcalde de Ilueca y vicepresidente de la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias (Famcp), Ignacio Herrero; el primer edil de Calatayud, José Manuel Aranda; y la alcaldesa de Albalate del Arzobispo, Isabel Arnas.

El primero ha criticado “la utilización” de la Famcp por parte del PSOE. Asegura incluso que está “a expensas de Lambán” y no entiende que la organización, o al menos la parte compuesta por los socialistas, dé su visto bueno a la Ley. Por su parte, Aranda ha lamentado que la Ley llega “tarde y mal”, incidiendo en que, como su homóloga popular, está “conforme con el contenido” pero no con las cantidades. Finalmente, Arnas también ve la medida “necesaria” pero “infradotada” a pocos días de su aprobación.

LO MÁS VISTO