Lambán ha puesto como ejemplo de ese “compromiso” de Sánchez con Aragón las rebajas fiscales del 20% a las empresas de Teruel

“Como siempre, niego la mayor. Las decisiones del Gobierno de España no están perjudicando a los aragoneses”. Así de tajante ha respondido el presidente de Aragón, Javier Lambán, a las criticas del PP sobre la “irrelevancia política” de la Comunidad a nivel nacional, que, a juicio de su portavoz, Mar Vaquero, ha quedado demostrada con el fracaso de los Juegos Olímpicos, los requisitos de la Agencia Espacial, unos “nefastos” PGE o el retraso en la aprobación de las ayudas fiscales a Teruel.

La sesión de control al Ejecutivo ha arrancado este viernes con el ya habitual tono elevado a siete meses de las elecciones autonómicas. Vaquero ha culpado a Lambán de los “perjuicios” de Moncloa a los aragoneses, citando un “culpable”, Pedro Sánchez, y una “causa”, la “irrelevancia política” del líder autonómico. “Aquí ha presumido de ser un referente del socialismo español, pero usted en el conjunto de España no es referencia de nada. No influye en nada. Es referencia aquí, porque es presidente, pero en el conjunto de España ha sido incapaz de evitar que el Gobierno de Sánchez le haya mantenido aparatado”, ha asegurado la portavoz popular.

De hecho, Vaquero cree que los criterios de la Agencia Espacial Española muestran el “ninguneo” al que Sánchez somete “a los turolenses y a los aragoneses”. “Iba a servir para vertebrar y cohesionar el territorio y ha servido para que vean en el BOE unos criterios tendenciosos que eliminan la ilusión que habían puesto. Es un ejemplo de irrelevancia política”, ha insistido, afirmando que Aragón se ha convertido en una “isla” que “cada vez cuenta menos”.

UN “LACAYO DE GÉNOVA”

Ante estas críticas, Lambán ha negado que exista esa “irrelevancia” acusando al PP de “mezclar churras con meninas” y de ser un “lacayo” de Génova. “Solo hay que mirar medios nacionales para ver que el presidente de Aragón es uno de los que tiene más relevancia, voz propia e influencia en la política de su partido y en la nacional”, ha defendido el líder del Ejecutivo autonómico

En este sentido, ha puesto como ejemplo de ese “compromiso” de Sánchez con Aragón las rebajas fiscales del 20% a las empresas de Teruel, que ve un “logro” de su cuatripartito al “descubrir esa posibilidad que ustedes no hubieran descubierto jamás”, aunque todavía no hayan sido aprobadas por el Consejo de Ministros. “Conseguimos que se aprobaran a base de insistir y de saber que iba a ser difícil de aplicar. Sánchez, comprometido con Aragón y con este presidente, ha accedido a la ayuda”, ha señalado Lambán.

“EL CONJUNTO DE LA FISCALIDAD ARAGONESA ESTÁ POR DEBAJO DE LA MEDIA”

Por otra parte, el coordinador autonómico de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, ha cuestionado a Lambán sobre el eterno debate de la fiscalidad y si Aragón está o no por debajo de la media en competitividad fiscal. El líder de la formación naranja ha criticado que la Comunidad esté por encima del resto de territorios en Sucesiones, Donaciones y Patrimonio. “Extremadura hablaba de revolución fiscal. Quizá no es cuestión de revolución, pero sí reflexión. Valencia ya ha anunciado medidas y García Page también. Si va ocurriendo en otras comunidades, nosotros tendremos que ir revisando para ser competitivos”, ha advertido Pérez Calvo.

Sobre esta cuestión, Lambán ha reiterado que “el conjunto de la fiscalidad aragonesa” está “por debajo de la media”, aunque el efecto de los impuestos autonómicos sea “mínimo”, lamentando que solo País Vasco y Navarra tengan competencias para regular Sociedades. No en vano, ha negado que el desarrollo económico y las inversiones tengan influencia en las decisiones empresariales. “Cada uno tiene que reaccionar según sus posibilidades. Para mí no hay dogmas inmutables. Se trata de preservar servicios públicos y hacer que funcione la economía y la inversión”, ha añadido.

EFECTOS DE LA CRISIS EN LAS CONDICIONES DE LOS TRABAJADORES

Finalmente, el diputado de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, ha reclamado al Ejecutivo que exija “responsabilidades” al tejido empresarial para que se sienten a negociar unos convenios colectivos acordes a la situación económica actual. “Tiene que garantizar que las empresas que gestionan servicios públicos tienen unos salarios dignos para sus trabajadores, como la limpieza o el transporte sanitario. Escudarnos en la externalización es lavarse las manos”, ha afirmado.

Ante este asunto, Lambán ha negado tener competencias para intervenir en la negociación colectiva, definiéndose como un “tipo de Ejea, normal, humilde y sencillo” y no un “ser portentoso e inigualable”. “El artículo 42 del Estatuto de los Trabajadores deja clara la responsabilidad de cada cual en salarios y política laboral. No es responsabilidad del Gobierno de Aragón resolver los problemas de las subcontratas y entidades. Ni es problema ni tenemos capacidades”, ha remarcado el presidente autonómico, finalizando su intervención con una crítica al comunismo que, dice, defiende el portavoz de IU: “Se puso en práctica durante décadas, fracasó estrepitosamente y ya es absolutamente minoritaria. Lo respetamos, pero sus palabras provienen del fondo de historia del siglo XX y no vamos a seguir esos caminos que tantos desastres produjeron y siguen produciendo”.

LO MÁS VISTO