Los miembros de la oposición
Los grupos fuera del cuatripartito han mostrado un mensaje crítico con Lambán

La oposición ha dejado claro tras el Debate de la Comunidad su disconformidad con el discurso de Javier Lambán. Este viernes, tendrán oportunidad para la réplica, según establece el propio reglamento del debate, y está claro que habrá mucha tela que cortar, tal y como han avanzado todos los portavoces nada más concluir la intervención del líder del Ejecutivo.

La portavoz del Partido Popular en las Cortes de Aragón, Marian Orós, lo ha tachado de “previsible y sin medidas de calado”. La popular ha lamentado también que no mencionara a “los autónomos y las familias”. “Nada nuevo bajo el sol. Autobombo y autocomplacencia”, ha asegurado Orós, quien también ha afeado que dejase en el cajón el “deterioro” de los servicios públicos, las listas de espera en Sanidad y la carga fiscal para las familias en Aragón, “la tercera peor” Comunidad en este sentido.

Del mismo modo, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha lamentado la falta de “respuestas” de Lambán a los problemas de la ciudad, como el pago de los 25 millones de euros de deuda del tranvía, colaboración para las agencias de Salud Pública e Inteligencia Artificial, el plan de depuración de aguas o colaboración en el nuevo estadio de fútbol.

“Vuelva a hablar de sentirse concernido por el futbol y no diga nada del proyecto del campo de futbol, que, por desgracia, vamos a impulsar en solitario. No está dispuesto a colaborar en nada”, ha expuesto en los pasillos del hemiciclo, recordándole, además, que el expediente para las viviendas de Torre Ramona “ya está enviado al Gobierno”.

“Decepción” es la principal palabra que ha mencionado el coordinador autonómico de Ciudadanos, Daniel Pérez Calvo, quien avisaba de que “esperaba poco” de la intervención de Lambán, pero no “tan poco”. “No me duelen prendas reconocer cuando algo está bien, pero venía preparado para escuchar el primer gran mitin electoral y nos hemos encontrado con una teletienda, un balance de gestión sin que falte agradecimiento al equipo de ventas, con una loa a sus consejeros”, ha afirmado.

Por su parte, el consejero de Urbanismo del Ayuntamiento de Zaragoza, Víctor Serrano, ha querido aclarar algunas “imprecisiones y acusaciones de bloqueo en materia urbanística, tal vez por desconocimiento” que ha lanzado el presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, en su discurso en el Debate sobre el Estado de la Comunidad celebrado esta mañana.

Así, Serrano ha aseverado que “desde el Ayuntamiento de Zaragoza no se ha entorpecido ni bloqueando ningún proyecto autonómico, sino más bien al contrario, se ha trabajado con lealtad institucional y desde el gobierno municipal siempre se ha apostado por los pactos”.

También ha incidido Vox en esa ausencia de palabras para los autónomos y familias y, en definitiva, dicen, de medidas reales para los aragoneses. Critican, del mismo modo, esa «loa» a la que se ha referido su homólogo de Ciudadanos. El portavoz, Santiago Morón, ha lamentado que el Ejecutivo se remita a “factores externos”, como ha calificado a la guerra de Ucrania

Por su parte, el diputado de Izquierda Unida, Álvaro Sanz, ha reiterado en varias ocasiones su “preocupación” por la “falta de sensibilidad” para afrontar los nuevos retos que “no pueden ser atendidos desde viejas recetas”. “La única cuestión que ha aplicado de corte transversal ha sido su alfombra roja de atracción de empresas. Preocupa muchísimo porque se concreta en externalización de servicios públicos o colaboración público-privada”, ha añadido, acusándole de implantar “políticas de derechas”.

EL CUATRIPARTITO VALORA LA ESTABILIDAD Y SOLVENCIA DE LA COALICIÓN

Todo lo contrario por parte del cuatripartito. Así, el PAR se ha definido como una pieza central a la hora de “dar estabilidad” a través de las “políticas de moderación” y el impulso del aragonesismo. Esto, ha valorado Jesús Guerrero, en un contexto en el que otros gobiernos autonómicos no prosperan.

Igualmente, el portavoz de Chunta Aragonesista, Joaquín Palacín, ha defendido la “estabilidad y solvencia” que ha traído el cuatripartito, pero ha reivindicado un cambio en el modelo productivo y aprovechar el modelo energético propio para “generar empleo y luchar contra la despoblación”. Del mismo modo, ha demandado ser más “reivindicativos” en Madrid. “Sin una mejor financiación que reconozca la realidad territorial será difícil prestar servicios públicos de calidad. Necesitamos mayor autonomía financiera”, ha señalado.

Más crítica ha sido por parte de Podemos Marta de Santos. La diputada valora positivamente los avances de esta legislatura, pero tiene claro que no termina esta semana. “Queda mucho por hacer y viene un invierno complicado”, ha asegurado, en el que esperan que la gente no tenga que escoger entre “llenar la nevera o pagar la calefacción”.

Finalmente, la socialista Pilimar Zamora ha valorado un discurso “realista y certero”, que, a su juicio, demuestra un “proyecto de futuro” para Aragón. También ha destacado la “estabilidad institucional” del cuatripartito, dando “seguridad a empresas” y “haciendo del diálogo social un instrumento fundamental”, frente al “principal partido de la oposición” que, ha atacado, “no tiene líder” y solo está “mirando encuestas”.

NOTICIAS DESTACADAS