Lambán ha tenido palabras especiales hacia sus dos consejeras de Sanidad, Pilar Ventura y Sira Repollés

El último Debate sobre el Estado de la Comunidad de la legislatura tenía un hueco obligado para echar la vista atrás a los últimos cuatro años. Un periodo del que el presidente de Aragón, Javier Lambán, ha sacado pecho, pese al revés de la Covid, la inflación y la guerra en Ucrania. Como no podía ser de otra manera, el jefe del Ejecutivo ha ensalzado también la figura del cuatripartito, por el que, ha dicho, “nadie daba un duro”.

El equipo de Gobierno se ha encontrado durante este tiempo con “diferencias aceptadas”, entre las que ha citado la política hidráulica o la nieve. Sin embargo, el resultado ha sido a su juicio positivo y ha salido adelante “la etapa más difícil de la historia autonómica”.

Ante unas Cortes donde no cabía un alfiler, Lambán ha abierto su discurso recordando a los 5.289 aragoneses fallecidos desde el inicio de la pandemia. En ese momento, al comienzo de 2020, se alteró completamente la hoja de prioridades del Gobierno de cara a la X Legislatura, recién estrenada en 2019.

Lee aquí el discurso íntegro del presidente de Aragón, Javier Lambán

LAMBÁN DEFIENDE A REPOLLÉS Y BROTO

Es por esto que ha defendido a la consejería de Sanidad, una de las áreas más señaladas. El guante que ha echado Lambán a Sira Repollés lo ha hecho extensible a la antigua responsable, Pilar Ventura, que dimitió en 2020. Y en este sentido, no ha esquivado que se hayan podido producir errores en la gestión de la crisis sanitaria. Además, ha hecho hincapié en las inversiones del ramo en las tres provincias, el nuevo pliego sanitario o los planes de creación de empleo.

En la misma línea, se ha referido alesfuerzo” de María Victoria Broto en el área de Servicios Sociales, asumiendo que “el 80% de las muertes” por la pandemia se produjeron en las residencias. Al margen de la Covid, ha mencionado el nuevo modelo de cuidados a través del Plan del Mayor y el de Salud Mental. También la dependencia, donde ha recordado que se alcanzó “el récord histórico de 36.806 personas atendidas, el pasado 30 de septiembre”.

Su repaso de Educación ha servido para reiterar el apoyo a la escuela pública “para asegurar la igualdad de oportunidades”. Fundamentalmente, ha declarado Lambán, a través de la contratación de profesores (400 en el curso 2020-2021), el incremento de los presupuestos en educación, las becas y los bancos de libros. Algo extensible para la universidad, cuya responsabilidad no recae en Felipe Faci sino en Maru Díaz.

ELOGIOS PARA ALIAGA Y GASTÓN

Mención aparte merecen las palabras del presidente a los consejeros de Industria y Economía, Arturo Aliaga y Marta Gastón. Al primero se ha referido como un vicepresidente que ha combinado “experiencia profesional con compromiso aragonesista”, resaltando su papel en materia energética. No se han quedado atrás los elogios para Gastón, “economista de profesión y política brillante”, que “ha estado detrás de muchas de las grandes inversiones”, como el Plan Aragonés de Impulso de la Economía Social.

El presidente ha destacado sobre la política agraria, con Joaquín Olona a la cabeza, las medidas relativas a la modernización de los regadíos, la incorporación de los jóvenes al sector y la reforma de la PAC. Ahí, ha insistido, el consejero “ha desempeñado un papel muy visible”.

La Ley de Vivienda, ya en tramitación parlamentaria, y la reapertura del Canfranc, han copado su repaso sobre la consejería dirigida por José Luis Soro. “Habrá que esperar tiempos mejores para convencer definitivamente a los franceses”, ha apuntado, entre aplausos de sus socios.

Lambán ha dado comienzo al Debate sobre el Estado de la Comunidad ante unas Cortes llenas

“TERUEL NO INSPIRA LÁSTIMA SINO ADMIRACIÓN”

“No es baladí haber conseguido la aprobación de tres presupuestos y estar a punto de aprobar el cuarto”, ha aseverado, sobre “el mérito especial de Carlos Pérez Anadón” en Hacienda. En su departamento, además, ha alabado la rebaja de la deuda autonómica, si bien se ha dejado en el tintero la reforma impositiva.

Finalmente, de la consejería de Presidencia, con Mayte Pérez, ha destacado la aprobación de la ley del Fondo Aragonés de Financiación Municipal y su papel durante la pandemia, las riadas y los incendios sufridos con especial virulencia este último verano. Gracias a la labor de Pérez, turolense, en otros proyectos como el FITE, la provincia “no inspira lástima, sino admiración”.

Como es habitual, el presidente ha extendido su discurso más allá de la Aljafería. Así pues, ha puesto en valor la posición de la Comunidad dentro de España, y a su vez la del país en la Unión Europea. Un discurso de elogios, pero reconociendo que es ahora cuando llegan los grandes “desafíos” de futuro.