Marian Orós, Mar Vaquero y Beamonte durante un pleno
El PP presentará, además, 37 propuestas de resolución

El Partido Popular llevará a las Cortes de Aragón la reprobación de dos consejeros. Se trata de los titulares de Sanidad y Hacienda, Sira Repollés y Carlos Pérez Anadón. Será en el próximo pleno, este viernes, en el que también se debatirán las propuestas de resolución presentadas tras el Debate de la Comunidad y el techo de gasto.

En ambos casos, los populares critican su labor durante la legislatura. Según ha detallado la portavoz parlamentaria, Marian Orós, acusan a Repollés de ser la responsable del “colapso” de la sanidad aragonesa, y en particular de la atención primaria. De Pérez Anadón, critican la “falta de liquidez” del Ejecutivo, que cifran en 1.000 millones de euros. También, la utilización del sobrante de los fondos Covid en, dicen, “cubrir el déficit presupuestario y pagar facturas”.

Al margen de las reprobaciones, la formación presentará una batería de 37 propuestas de resolución, que según Orós se distribuyen en tres bloques. El primero se refiere a “la ineficiencia de los servicios públicos”, con especial atención al ámbito sanitario. Por ello, han reclamado un plan de “rescate” centrado en la reducción de las listas de espera, el refuerzo de la Atención Primaria y los planes de salud mental.

En el segundo, sobre la despoblación, la diputada ha vuelto a insistir en ajustar al máximo, un 20%, las bonificaciones a empresas por las contingencias comunes. Además de esa “política fiscal diferenciada”, desde el PP reclaman una mejora de las carreteras y las conexiones entre pueblos, así como “un impulso a la natalidad y el sector primario”.

REFORMA FISCAL “DE MAQUILLAJE”

Y recogiendo el guante de Lambán y la reforma fiscal, la han vuelto a tachar de insuficiente. En palabras de Orós, “de mínimos y maquillaje”. Es por esto, y aunque no las ha detallado, que parte de sus enmiendas irán relacionadas con el ámbito fiscal y girarán en torno a la propuesta que trasladaron a la DGA recientemente.

El tercer grupo de medidas tiene que ver con la crisis energética y económica, y los sectores que la sufren, entre los que ha citado al turismo y el comercio. Habrá un último punto, y es que han presentado una Proposición No de Ley para instar a la cámara, también al PSOE, a pronunciarse sobre si condenar o no la reforma del delito de sedición.

Aunque ya lo dejó claro en su intervención del pasado viernes Mar Vaquero, la diputada ha vuelto a insistir en que se escucharon muchos anuncios pero “ninguno sólido”. En especial, echaron en falta menciones a los autónomos, las familias y las pymes. “A pocos meses de las elecciones, su discurso debería haber servido parar comprometerse con medidas concretas”, ha valorado Marian Orós, sobre las palabras del presidente ante el hemiciclo.

LO MÁS VISTO